[Recap] 1×09 The Killing: Undertow

[spoiler2]

Llevábamos varios episodios bastante escasos de acción. Vale, The Killing nunca ha sido de tener demasiada acción pero en los últimos tres episodios las tramas se habían estancado un poquito, girando sobre ellas mismas y sin acabar de dar el paso que todos esperábamos desde hace tiempo. Y ese paso, empujoncito o como le queramos llamar ha llegado, por fin, en Undertow.

El germen es la conversación telefónica entre Bennet y Muhammed interceptada gracias a la escucha organizada por Holder. Todo se acelera cuando creen tener una prueba en contra de su principal sospechoso y Linden no duda en organizar un operativo que cubre desde la posible huída de Bennet hasta el adelanto del parto de su mujer. Pero con lo que no contaban es que el juez amigo de Holder se negaría a firmar la orden de intervención y con razón. Como el juez, opino que es preocupante que se utilice la Ley Patriótica con tanta ligereza y para cualquier cosa. Entiendo que Holder pueda caer en una trampa como esta pero no entiendo como una agente de la experiencia de Linden se deja llevar de esa manera.

Pero no es el único fallo que comete Linden ya que, llevada por su empatía, le promete a Mitch que el caso acabará pronto, algo que ésta interpreta como que lo de la detención de Bennet está hecho. De haberse quedado callada, no es que hubiesen cambiado demasiado las cosas pero por lo menos Mitch no habría sufrido la enorme frustración de ver a Bennet en el instituto campando a sus anchas (o al menos eso parecía desde fuera) como si nada hubiese sucedido, y por consiguiente no habría empujado a Stan a acabar lo que empezó.

Y justo en el peor/mejor momento aparece la maldita camiseta de Rosie desaparecida. Diría que hace tiempo que todos intuíamos que Bennet parecía demasiado sospechoso para ser el culpable, yo misma lo he repetido varias veces, pero en cuanto vi la escena en que sus alumnos se revelan me quedó clarísimo que Bennet no acabaría la serie vivo. Por otro lado, también se intuía que el tema con Muhammed también tomaría otros derroteros y la pista principal era Somalia. Yo sugerí que tal vez estaban sacando a jóvenes del país y llevándolas ilegalmente a Estados Unidos porque ya sabemos como tratan a las mujeres en Somalia, pero la cosa era mucho más simple ya que se trataba de salvar de la ablación a una niña de su misma mezquita.

Lo más fácil (y lo más inteligente) hubiese sido confesar como hizo Muhammed y confiar en que la policía pudiese hacer algo con la niña pero el silencio de Bennet le costó la vida. Stan descarga en él toda la frustración y rabia acumulada a lo largo de nueve largos días, y en cierto modo es comprensible (su rabia, no el asesinato), pero la reacción de Belko dando puñetazos como un loco a una roca no es ni medio normal. Vale, era la hija de su jefe y amigo pero es que Belko sigue dándome muy mala espina. Y en otro orden de cosas, ¿ahora qué harán con el cuerpo? ¿Lo dejarán para que lo encuentren o se desharán de él de manera que no puedan encontrarlo? Lo pregunto básicamente por aquello que dicen que sin cuerpo no hay delito, y sin pruebas, por más que sospechen que Stan puede estar detrás de su desaparición, no podrían acusarle, ¿no?

Para el final me he dejado la trama política, que no ha tenido demasiada presencia pero es que tampoco hacía falta. Como era de esperar, a Richmond le explota en la cara la noticia que Drexler les filtra sobre la amante de Adams. No sólo acaba tirando por los suelos su imagen aparentemente impoluta sino que pone en peligro el futuro de su campaña, y todo por culpa de un impulso. Sólo el dinero de Drexler le podría salvar, y su desesperación le lleva a jugárselo todo a una carta, o mejor dicho a un tiro. Por ahora le ha salido bien pero no sé yo si es bueno deberle favores a un tipo como Drexler. Tarde o temprano se los cobrará.