[Recap] 3×07 Nurse Jackie: Orchids and Salami

[spoiler2]

La tercera temporada de Nurse Jackie se está centrando en mostrarnos la (definitiva) caída a los infiernos de Jackie, y lo está haciendo con pasos muy lentos pero cada vez más seguros. En general, desde el inicio de la serie hemos visto a una Jackie fuerte que sólo se veía debilitada cuando le faltaban sus pastillitas azules, pero ahora ha empezado a observar cambios en su entorno que podrían poner en peligro su estabilidad.

Que acepte pagar doscientos dólares por una dosis diaria de seis pastillas demuestra hasta qué punto ha llegado su desesperación, pero supongo que esto no ha hecho más que empezar en vista de que ahora ha empezado a utilizar los parches de fentanilo de Eddie que ha escamoteado a los enfermos de oncología. Teniendo en cuenta que es cien veces más fuerte que la morfina, en cuanto le falten su vida puede convertirse en un infierno porque sus seis pastillas diarias le sabrán a muy poco.

Da igual que vea casos en el hospital que pueden recordar a su vida (como el de la madre con la sobredosis), y es que su adicción está por encima del amor a su familia (por muy grande que éste sea). No se puede decir que no intente ser la mejor madre del mundo con sus hijas, y tiene una paciencia infinita con Gracie, pero llegado el momento, todo el mundo opinaría lo mismo que dice O’Hara de la paciente, por no hablar de sus hijas y su marido que no lo entenderían así como el pequeño Walter no entiende que su madre sea una drogadicta. Por ahora siempre ha encontrado la manera de maquillar la realidad, como lo hace con las pastillas que Kevin descubre en el coche, pero no siempre tendrá una placa falsa a mano que la saque de sus apuros.

Pero por si esto fuera poco, Jackie tiene que soportar que todo el hospital esté fascinado por las historias del Kelly, empezando por la imperturbable Akalitus, que es tocarle el tema de Michelle Obama y ponerse a sus pies. Sus compañeros de trabajo saben más de él, en el poco tiempo que lleva, de lo que jamás sabrán de ella, y eso se está empezando a notar. No sé por qué, pero hay algo en él que no me acaba de convencer, ¿todas esas anécdotas con famosos serán verdad? No lo tengo claro.

Por otro lado, Jackie también tiene que hacer de niñera de Cooper, que sigue llorando por las esquinas (y más concretamente en la guardería) a causa del divorcio de sus madres. De hecho, Jackie parece haberse convertido en su tercera madre que le busca entretenimientos (en este caso un indio herrero que le gusta volar cometas en su tiempo libre) para conseguir sacarle del pozo en el que se encuentra. Claro está que ésta lo hace por motivos egoístas y es que el hospital (y el servicio de urgencias en particular) no se puede permitir tener un médico deprimido pasando de sus obligaciones, pero es que Cooper se ha convertido en un adicto emocional y necesita sus dosis de cariño.

Además, ahora parece que tendrá otro dolor de cabeza con la creciente relación (al parecer de amistad) entre O’Hara y Eddie. Ambos formaban parte de su otra vida antes de que todo saliese a la luz, y es normal que Jackie les observe desde la distancia celosa porque ellos pueden continuar con esa vida que ella se ha visto obligada a abandonar por el bien de su familia, aunque no descarto que también piense que puede haber algo entre ellos. Con Tunie eliminada, no creo que Eddie lo intente con O’Hara pero eso no quita que Jackie se pueda sentir celosa. ¿Será esto lo que consiga hacerla estallar?