[Recap] 3×09 Nurse Jackie: Have You Met Ms. Jones

[spoiler2]

Pedíamos acción, y la semana pasada la tuvimos. Pedíamos que Jackie evolucionase, y parece que, esta vez sí, está en el camino. Lo que pasa es que ese camino es tortuoso y no sabemos exactamente hacia dónde se dirige. Nos ha llevado prácticamente tres temporada pero finalmente hemos visto a una Jackie vulnerable tanto física como psicológicamente. Ella, que es una experta en salir de cualquier situación por difícil que parezca, se encuentra con que su cerebro no el funciona de la misma manera sin su dosis diaria, y está empezando a cometer los primeros fallos y tan sólo lleva treinta y siete horas limpia.

El primero, y más grave, fue el robo de los parches de fentalino ya que era inevitable que se diesen cuenta tarde o temprano, además de que Kelly sabe de primera mano que ella es la culpable. Por ahora a éste le interesa fingir que no se acuerda, pero en cuanto lo necesite sin duda lo utilizará. Mientras tanto, se ha convertido en su sombra y parece estar esperando a que dé un paso en falso para saltar.

Todos han notado en seguida que no está bien, y tal vez le sirva por ahora la excusa del resfriado pero no le durará demasiado, por no olvidar que con esto que está sustituyendo una adicción por otra, o mejor dicho, por muchas otras. Y la combinación de todas esas sustancias no puede ser buena de ninguna de las maneras, como demuestra ese final con Jackie caminando entre el tráfico medio ida. Menos mal que no bebió champán porque era lo que le faltaba para redondear el cóctel.

Por otro lado, tenemos a Cooper intentando superar la pérdida de su familia y ahora su obsesión se centra en construir una familia nueva a cualquier precio. No sé cómo era Coop durante la adolescencia pero definitivamente su ex-novia no sabe lo que está haciendo aceptando encontrarse con él. Lo único que la puede salvar es la paciente que, a pesar de que ya ha visto su lado psicópata, parece interesada en él. ¿Habrá encontrado la horma de su zapato? Veremos, pero espero que alguien le aparte de su iPhone al menos mientras trabaja porque con lo disperso que es este hombre, no necesita más distracciones.

Y por último, tengo que reconocer que me hizo muchísima gracia la pequeña trama de Zoey y Lenny. Vale que es una tontería, pero me fascina la manera en que Zoey trata a su pareja, ella que es tan afable con (casi) todo el mundo. Eso sí, yo en su situación también habría aprovechado para hacer algunas pequeñas comprobaciones.

Tan sólo quedan tres episodios para finalizar la temporada y eso se nota. Desde el giro de timón del primer episodio que volvió todo a su lugar como si nada hubiese pasado, todo se ralentizó y no ha sido hasta estos dos últimos episodios que ha empezado a coger ritmo, y tal y como están las cosas estoy segura de que se mantendrá así hasta el final. Recordad que la semana que viene no habrá capítulo nuevo, pero si todo va bien, no volveremos a tener ninguna otra interrupción.