[Recap] 7×22 Desperate Housewives: And Lots of Security…

[spoiler2]

Desperate Housewives termina su séptima temporada con dos episodios; el primero funciona como cierre de la trama principal y, el segundo, introduce un nuevo misterio el cual será desarrollado durante el siguiente año. Hay mucho que comentar y lo haremos por partes. Antes de comenzar, tengo que admitir que el season finale de doble episodio resultó mejor de lo que esperaba -- aunque no llega a la excelencia.

And Lots of Security… cuenta con tres historias principales: Paul Young, la supuesta culpabilidad de Susan y el plan de Felicia Tilman; los problemas maritales entre los Scavo y su resolución; el acosador de Gaby Solis, una persona de su pasado al cual creía muerto. Hay una cuarta sub-trama, menos interesante pero que le añade comedia al episodio: Bree y su detective, el cual supuestamente es gay. Vamos por partes.

¿Paul Young es un buen hombre? Por mucho tiempo lo han colocado como el gran villano; como aquel hombre que mató en nombre de su esposa, el mismo que planeó una venganza para todos los vecinos que le ignoraron. Gracias a Susan Delfino notamos que Young realmente tiene corazón. El episodio anterior termina cuando Susan Delfino es detenida por el envenenamiento de Paul, sin antes conocer los hechos. Por un lado, Young pensaba en su seguridad y realmente tenía motivos para hacerlo: la repentina amistad con Susan, después de años de rivalidad con todas las mujeres de Wisteria.

La resolución del conflicto me pareció la adecuada, pero lo peor estaría por venir. Mike Delfino ofreció la evidencia perfecta para resolver el caso. Hasta entonces Paul Young acepta de nuevo a Susan y baja la guardia justo cuando el enemigo está a punto de atacar. En serio que ¡Felicia Tilman es una demente! La ex-enfermera coloca a Paul en una cuenta regresiva, con una alta dosis de anticongelante a manera de suero. Por supuesto, Susan llega a salvar el día -- y por primera vez le salé algo bien --. Ese hombre bueno de Paul Young sale a relucir gracias a la amistad que anteriormente existía entre los Meyer y los Young, cuando Mary Alice aún estaba con vida. Y como ese hombre bueno, debe pagar sus actos. En el caso de Felicia, resulta una ironía que Beth haya provocado, indirectamente, su accidente. ¿Este es el adiós para Tilman? Pensaría que sí, pero todo puede pasar en Wisteria Lane.

Entre parejas llega a existir cambios que pueden destruir una fragil relación; y ese cambio entre los Scavo tiene relación con el dinero y quien lleva los pantalones en casa. El mayor catalizador es una discusión sobre el destino vacacional de la familia. Vamos. Entiendo que Lynette este acostumbrada a tomar las decisiones y decir la última palabra, pero se debe acoplar a la realidad actual de su familia. Por su parte, Tom se siente cuasi asfixiado por la actitud de Lynette. Ambos quieren salvar su relación pero llega a un punto tal que será difícil resolverlo. El fin de semana en el Bed & Breakfast demuestra que la pareja no tiene ni tema de conversación; simplemente no se soportan. No es que reste responsabilidad a Tom pero, sinceramente, creo que Lynette necesita cambiar su actitud.

Definitivamente este no ha sido el año de Gabrielle Solis. Después enterarse sobre la existencia de Grace, Gaby tiene que enfrentar a los fantasmas de su pasado. Así nos enteramos del su caso de violación, cuando era una pequeña. Pues ese fantasma del pasado está con vida y está de regreso. Obvio, Gaby Solis tenía que protegerse con algo, aunque no pudiera jalar del gatillo; una advertencia de su instructor antes de comenzar con la práctica. Todavía hay más sobre esto en el siguiente episodio.

Por último, gracias a Lee, Bree comienza a sospechar que Chuck es gay. Y todo indica que así es. Desde la imagen del periódico, hasta sus ganas de esperar a tener sexo -- para hacer las cosas bien --. Al principio Chuck me resultó molesto para la trama, pero viéndolo bien, puede resultar interesante tener a un detective en la cuadra -- más ahora, por el giro que ha presentado la serie --. Con las ocurrencias de Lee, se logra una sub-trama realmente cómica que, de paso, se relacionará con la trama principal de la siguiente temporada. Esperemos.

Sinceramente, me agradó el final de And Lots of Security…: Felicia Tilman recibe su merecido. Susan tiene su casa de regreso. Paul se entrega a la policía por un caso que cometió años atrás, demostrando que es un hombre bueno. En el caso de los Scavo, esto será sólo el principio.