[Recap] 7×22 House: After Hours

[spoiler2]

House se torna cada vez más intenso conforme se acerca el gran final de su séptima temporada. Bueno, intenso es poco. En un intento por componer su pierna -- mejor dicho, su vida --, House hace algo realmente estúpido: inyectarse una droga experimental para regenerar músculo. Y cuando digo experimental me refiero a una primera fase, cuando ni siquiera se ha realizado estudios en humanos. Habrá sido la desesperación, habrá impulsado la vicodina o simplemente fue un acto de auto-castigo (y, como sabrán, la posible causa está a punto de desaparecer del escenario) Pero este acto, aunque resulta impactante a nivel visual, no resulta lo más interesante del episodio.

After Hours cuenta con tres sub-tramas, todas ellas se desarrollan en paralelo durante la noche, en un lapso aproximado de 12 horas. Durante este periodo, tres doctores del Princeton Plainsboro Teaching Hospital (PPTH) enfrentan a sus demonios, las cargas adquiridas recientemente: House descubre que su cuerpo ha desarrollado tumores como efecto secundario del compuesto suministrado. Thirteen es alcanzada por el pasado (aún cercano) el cual pretende ocultar. Taub recibe la noticia de que su "novia", Ruby, está embarazada. Tres historias independientes, mismas que profundizan en estos personajes mientras nos preparan para el desenlace de la temporada.

Este episodio carece de un paciente de la semana en forma. Aunque existe un enigma médico, el caso de Darrien, la trama se enfoca en gran medida en los médicos. Comencemos con Thirteen, quien recibe a su única amiga en la cárcel, quien le ayuda a sobrevivir esa cultura cruel donde impera el más fuerte. Darrien busca a Thirteen para que la trate de una herida de arma blanca, una puñalada. Para hacerlo un poquito más interesante, la mujer padece de Hepatitis C, enfermedad adquirida por consumo de drogas. A nivel médico, el desarrollo de la "diferencial" resulta sencillo (no sé mucho de medicina pero, en está ocasión, al menos entendí el desarrollo). Al final, lo que realmente importa es la interacción entre Thirteen y Chase, además de la reflexión acerca de la importancia de una promesa.

Desde su regreso, Thirteen se convirtió en este gran personaje; tiene cierto parecido con House. Ahora sabemos por qué, todo gracias al acercamiento de Chase. De acuerdo con su experiencia, Remy Hadler considera que mantener una promesa es muy importante; con ello se defiende, justifica el acto de haber practicado la eutanasia en su hermano. Por otro lado, existe la promesa que trata de mantener con Darrien, no llevarla al hospital y tratar de salvar su vida en casa. Si algo saliese mal, Thirteen regresaría a la cárcel o, en el mejor de los escenarios, perdería su licencia. El enfrentamiento entre Thirteen y Chase es uno de los momentos mal importantes del episodio. Después, la catarsis: Thirteen reconoce que se escuda en la supuesta importancia de la promesa y no quiere caer en el mismo círculo que Darrien; no nos vayamos más lejos, House es otro gran ejemplo. A partir de ahora, la relación entre Thirteen y Chase será distinta.

Oficialmente: House se pasó de la raya. Como les comenté en el recap anterior, todos los problemas de House comenzaron con la operación de su pierna y el efecto Stacy Warner; la historia se repite una y otra vez a lo largo de la serie. Para House resultó difícil reconocer sus sentimientos hacia Cuddy y, al terminar la relación, ese dolor se volvió a reflejar en su pierna. En lugar de arreglar las cosas con su ex-novia/jefe, House canaliza su sentir en la pierna. Wilson lo comentó en el episodio anterior: no se trata de arreglar su pierna, se trata de arreglar su vida. Resulta realmente impactante observar a Gregory House operándose a si mismo, mucho más cuando consideras que la solución menos arriesgada es enfrentar su situación con Lisa Cuddy.

Esta sub-trama ofrece un buen vistazo a la relación entre House y Rachel, la pequeña de Cuddy. Esta niña se lleva parte de la temporada y roba parte del corazón de House. Sólo recordemos Carrot or Stick, cuando House queda fascinado por la naturalidad de Rachel para mentir. Y, desde ese momento, Rachel establece una conexión con House. La niña le extraña, algo que le duele mucho a Cuddy. La carta que Wilson lee hacia el final del episodio queda como muestra. Mucho se ha comentado sobre la autoría de dicha carta; personalmente creo que fue escrita entre las dos.

Por último, haciendo balance con el resto del episodio, la crisis de Chris Taub al enterarse que será padre. Evidentemente el médico ni sabe lo que hace o lo que quiere en su vida. Y no hay mejor lugar para aclarar la mente que un table dance -- idea de Foreman --. Gracias a una bailarina exótica, quien le amenaza con una pistola, Taub ve la luz. De un momento a otro sabe qué es lo que quiere en su vida; no más confusiones. Tener un hijo, ¿realmente cambiará su actitud?, ¿sus infidelidades? Habrá que ver la siguiente temporada.

After Hours es otro gran episodio. El desarrollo de los personajes es importante. A nivel técnico destaca la escena de la bañera, las tomas cerradas -- en algunos momentos a House, en otros a Thirteen -- y la banda sonora queda perfecta. Momentos favoritos: la pelea entre Chase y Thirteen y la operación de House.