Fringe: el final está escrito

En su tercera temporada, Fringe enfrentó distintos obstáculos: los bajos números de audiencia; el cambio de programación, ocupando un espacio de viernes por la noche; la incertidumbre ante una posible cancelación. Lo admirable de la producción de esta serie, creación de J.J. Abrams, es que nunca perdió la esperanza. Mientras esperamos el inicio de la cuarta temporada, surge una nueva interrogante, ¿será la última? Considerando esta posibilidad, los guionistas han diseñado el punto final para la serie.

De acuerdo con Anna Torv, quien da vida a la agente Olivia Dunham, los guionistas tienen el episodio final planeado.

Me han dicho que el episodio final de la serie ha sido escrito. Los escritores saben a dónde quieren que vayamos, pero todavía no saben cuándo llegarán a ese punto.

Al tener un punto final hacia donde dirigirse, la producción se centraría en desarrollar historias que les lleve hacia ahí sin estar divagando. Se sabe que los productores de la serie consideran un plan a siete años, lo que significa siete temporadas. Si llegan o no a cumplirlos, esa es otra historia. Por ello, están preparados.

Inicialmente, quería saber... ahora estoy feliz de no saberlo. Hay algo genial en trabajar en una película o en una obra de teatro, sabes hacia donde vas. Pero en televisión es más abierto y eso es bueno también.

Como ocurre en la mayoría de los proyectos, especialmente en televisión, la producción se va ajustando ante los distintos escenarios: la salida inesperada de un actor, recorte de episodios, una potencial cancelación. En el caso de Fringe, los guionistas están conscientes de ello y saben que las cosas pueden cambiar de un momento a otro. Tener un punto final hacia donde dirigirse asegura un enfoque, también están abiertos al cambio.

Es más una danza entre la audiencia. los creadores y el reparto, para saber que funciona y que no funciona. Es bueno que, apesar de existir una estructura de lo que pasará, todavía sea una danza.

Así la danza entre todos los involucrados se retomará durante la cuarta temporada, que esperamos para otoño de este año. Mientras tanto los fanáticos, la cadena, los ejecutivos y la producción ensayan sus pasos para disfrutar de la evolución de la historia. Resulta fascinante conocer el método de trabajo en distintas producciones y, en lo personal, considero que el equipo de Fringe planea su futuro de manera atinada. ¿Quieren saber cómo termina la historia? Nosotros, simples mortales, tendremos que esperar a verlo. Al final, el proceso de cómo se llega ahí será interesante.