House: el factor Lisa Edelstein

[spoiler2]

Después de siete temporadas (unas mejores que otras), la producción de House enfrenta una situación imprevista que afectaría el rumbo de la serie. El drama de la vida real comenzó a unas semanas de los upfronts, cuando se dio a conocer que parte de los actores que conforman el reparto regular se encontraban en negociaciones de contrato para el siguiente año. Ante tal escenario FOX frena cualquier noticia de renovación. Los aludidos eran Lisa Edelstein, Robert Sean Leonard y Omar Epps. Al confirmar el regreso de los últimos dos, la cadena anuncia la renovación de la serie... creyendo que Lisa Edelstein llegaría a un acuerdo. No podían estar más equivocados.

De acuerdo con David Shore, creador y productor ejecutivo de House, la salida de Edelstein resultó algo totalmente inesperado; se esperaba el regreso de la actriz para una octava temporada. Moving On -- el episodio final de temporada -- fue creado bajo esta idea, considerando un cierre en la relación entre Gregory House y Lisa Cuddy como parte de la trama a explorar durante el siguiente año. De saber sobre la salida de la actriz, Shore hubiera preparado un final distinto. Hasta el momento la producción no sabe si contará con la presencia de Edelstein para uno o dos episodios de la siguiente temporada, razón por la cual planean el rumbo de la temporada sin su participación.

Sin duda el peso de esta decisión cae sobre los guionistas, quienes dedican tiempo en la creación de tramas para Lisa Cuddy, uno de los personajes más queridos por los fanáticos, además de ser un pilar importante en el universo del Princeton Plainsboro Teaching Hospital. Sobre ello comenta Peter Blake, co-guionista de Moving On:

La parte más difícil sobre su salida es que perdemos a un personaje importante del cual escribir historias. Creo que todos saben que los guionistas no tienen nada que ver con su salida. Es importante porque la dinámica entre Cuddy y House es una de las razones que leva a la gente a ver el programa. Era uno de los motores de la serie y una de las razones que la mantiene activa.

La salida de Lisa Edelstein coincide con una temporada irregular de la serie (quizá la peor a mi gusto). El arco principal se dedica a un House enamorado de Lisa Cuddy, sin miedo a resultar herido de la relación y que, al final, termina mal; personalmente la considero el principio del fin de la serie. A pesar de la relación personal entre estos dos personajes, se mantenía la profesional. Como algunas vez Wilson comentó, Cuddy es la única que puede soportar a House como empleado. Ahora el reto será ocupar ese lugar, pues el doctor Gregory House seguirá al frente del equipo de diagnóstico, según indica David Shore.

House no será totalmente cambiado o diferente. La serie es lo que es. Yo soy quien soy. Escribo lo que me resulta interesante y así siempre ha sido. Tenemos un equipo veterano de guionistas y no dejaremos que la serie se vaya en picada. Simplemente no lo haremos. Tengan paciencia con nosotros, fanáticos. Convertiremos esto en una oportunidad, lo prometo. Encontraremos la forma de traer algo nuevo a la serie, que entusiasme a los fans otra vez. Se trata de convertir estos obstáculos en oportunidades. De eso se trata la vida. Amé a Cuddy y Losa, pero está hecho y ahora hay que seguir adelante.

La producción de House enfrenta un reto importante, sin saber todavía si está será la última temporada de la serie. Independientemente a esta decisión, David Shore promete una gran temporada. ¿Le creemos? Aunque soy fanática de Lisa Cuddy, no me molestaría que el personaje tuviera está despedida "abierta"; mucho hemos soportado esta temporada. Lo que realmente me preocupa es el rumbo que tomará la serie. Personalmente, creo que es hora que David Shore, Greg Yaitanes, Katie Jacobs, Hugh Laurie y compañía enfrenten esta realidad para que puedan preparar un final digno de la serie. De cualquier forma, a estas alturas, con las salidas del reparto y demás complicaciones, ya espero el E! True Hollywood Story.