Laurence Fishburne abandona CSI

¿El principio del fin? Bueno, tal vez sea demasiado exagerado considerar que la marcha de Laurence Fishburne vaya desembocar en la cancelación de CSI pero lo cierto es que pone de manifiesto que, desde que se marchó Grissom, la serie no ha levantado cabeza en cuanto a audiencias se refiere. Desde que William Petersen decidiese allá por la octava temporada que la siguiente sería su última temporada delante de las cámaras, la cadena se empecinó en buscarle un sustituto de categoría que pudiese llenar su hueco. Y en lugar de ascender a alguno de los actores de la serie, que hubiese sido lo más práctico e inteligente, la CBS apostó por dar un golpe de efecto al contratar a Fishburne.

El archiconocido actor de Matrix no empezó mal teniendo en cuenta la difícil tarea que se le fue encomendada, pero su personaje más bien triste y torturado nunca acabó de encajar del todo con el tono de la serie. Al principio era normal que su Raymond Langston tuviese problemas de adaptación, sus compañeros llevaban muchos más años que él en el laboratorio y éste hasta entonces se había dedicado a la teoría más que a la práctica. Pero a pesar de que Langston intentaba ponerse al día a marchas forzadas, siempre daba la sensación de que el trabajo de campo le venía grande.

Y tal vez me equivoque, pero me da la sensación de que Fishburne no debía estar demasiado cómodo con su papel y es por eso que la temporada pasada renovó su contrato tan sólo por una temporada. Poco más de dos temporadas le ha durado su gran apuesta a la CBS, y ahora se encuentra con un gran problema al tener que buscarle un sustituto deprisa y corriendo, y con el agravante de que tener a Marg Helgenberg a medio gas y con ganas de marcharse también.

Espero que no vuelvan a tropezar con la misma piedra y que promuevan a alguno de los actores del reparto actual. Entiendo que es necesario ocupar los huecos dejados por los actores que se marchan, pero la experiencia nos dice que a menudo es mucho mejor apostar por actores poco o nada conocidos cuyos personajes van creciendo poco a poco. El problema es que CSI necesita un golpe de efecto como agua de mayo ahora que la CBS ha decidido cambiarla de día y hora de cara a la próxima temporada, así que seguramente volverán a buscar un actor conocido. Veremos en qué acaba todo esto.

Foto: CSI: Cold Blooded Files