Primeros minutos de la nueva Teen Wolf

[spoiler]

Hace tiempo que MTV ya no es una cadena musical, pero últimamente está haciendo un esfuerzo para desvincularse de la imagen de cadena de realities, que por otro lado se ha ganado a pulso. Lo ha intentado con series como The Hard Times of R. J. Berger o la adaptación de Skins, y ahora le toca el turno a Teen Wolf, el reboot del conocido film de los ochenta.

Como recordaréis, Teen Wolf narraba la historia de Scott McCall, un joven nerd, introvertido y acostumbrado a pasar completamente desapercibido en su instituto, cuya vida cambia por completo al convertirse en hombre lobo. El reboot televisivo mantiene la misma premisa pero, por suerte o por desgracia, hasta ahí llegarán las similitudes con los films (incluso cambian el baloncesto por el lacrosse). Y sólo hace falta echar un vistazo a los ocho primeros minutos para constatar que en tono y forma no pueden ser más diferentes.

Como habréis podido comprobar, la influencia de Twilight es bastante clara, y es que la MTV ha convertido una historia ligera que tan sólo buscaba entretener, y divertir y cuyo factor fantástico era bastante circunstancial, en una historia de horror romántico como las que tan de moda están últimamente. Jeff Davis, guionista de la serie, comenta que se ha inspirado en Buffy the Vampire Slayer y el film de finales de los ochenta Lost Boys pero yo diría que se parece más a productos actuales como The Gates o incluso la versión norteamericana de Being Human.

Pero no adelantemos acontecimientos, y esperemos a que se estrene el domingo 5 de junio para hacer juicios de valor. Lo que tenemos que tener muy claro es que hay que olvidarse de su referente y pensar que se trata de un producto independiente y sin demasiadas pretensiones para el verano. Y mientras sea entretenida y no se pierda demasiado en tramas sentimentaloides, a mí ya me vale.