[Recap] 1×07 Game of Thrones: You Win or You Die

[spoiler2]

La tensión crece incontrolable como una marea. El juego de tronos mueve sus piezas. Han sucedido tantas cosas en tan poco tiempo que no consigues recuperar el aliento. Vemos el Muro, Invernalia, Desembarco del Rey, conoceremos por fin a Tywin Lannister, seguiremos a Daenerys y perderemos a un rey. Yo he visto este capítulo con el corazón a mil revoluciones y sufriendo mucho.

Después de mucho escuchar hablar sobre Tywin Lannister (Charles Dance) por fin nos lo han presentado. Un hombre directo, con las ideas muy claras y que sabe como manejar a su hijos. Es curioso ver a Jaime cohibido e intimidado por ese hombre pero lo cierto es que impone respeto. Tywin decide sitiar el castillo de la familia de Catelyn Stark en AguasDulces, es el castigo por haber apresado a Tyrion. Aún no saben que el gnomo está libre pero como bien dice Tywin, es un Lannister, el peor de todos pero es familia y tienen que hacerse respetar. Ellos son Lannister, un linaje que podría perdurar durante siglos. Deben moverse con rapidez para asegurarse el trono.

Una pequeña visita a Invernalia, allí Osha es molestada por Theon. Cada aparición de este personaje recalca su condición de prisionero, su orgullo, su necesidad de respeto. Es hijo de un gran señor pero nadie parece tomarle en serio. El maestro del castillo habla con la salvaje y le pregunta por qué está en el sur. Ella menciona un mal que ha despertado más allá del Muro, seres que duermen de día y cazan de noche. El maestro le dice que esas cosas no existen pero ella le dice que son muy reales, que por eso huían al sur. Una mención a los temibles Caminantes Blancos.

En el Muro, el caballo de Benjen Stark regresa sin su jinete. ¿Dónde está? ¿Qué ha sido del grupo de exploradores? Nada se sabe. Mientras, los nuevos reclutas han terminado su formación y serán nombrados miembros de la Guardia. Tendrán que hacer el juramento y se les asignarán sus tareas. Jon está convencido de que será un explorador pero Allister, uno de sus superiores, hace que le asignen como mayordomo. Será el asistente personal del Comandante Mormont. Jon se enfurece con esa decisión, sin embargo Sam le explica las ventajas de su nuevo puesto. Puede aprender mucho acompañando al Comandante, tendrá oportunidad de conocer todo lo que sucede, de saber como funcionan las cosas. Esas enseñanzas serán muy útiles, podrían estar intentando convertirlo en un futuro líder. Jon recapacita ante las palabras de su amigo y se da cuenta de los beneficios de su nueva tarea.

Más tarde, ambos pronunciarán el juramento ante los antiguos dioses, en un bosque nevado. Están acompañados por otros miembros de la Guardia y Fantasma, el lobo huargo de Jon. Tras pronunciar las solemnes palabras Fantasma aparecerá entre los árboles con una mano congelada entre sus fauces. ¿A quién pertenece esa mano? Por fin volvemos a ver a Fantasma. Yo quería que los lobos huargos saliesen más. Vale que Nymeria está desaparecida y Dama muerta, pero Verano apenas si ha salido y Fantasma poquito.

En Vaes Dorath, Daenerys está intentando convencer a Drogo de que cruce el mar con su ejército para hacerse con el Trono de Hierro. A él no parece interesarle ese tema ya que el único trono que necesita un dothraki es un caballo. Daenerys traslada su preocupación a Sir Jorah. Están paseando por un mercado y él le explica que los dothraki tienen un sistema de valores y un sentido del honor diferente a los suyos, que no lo presione, que todo llegará. Mientras están en el lugar, él recibe un mensaje de uno de los "pajaritos" de Varys, se trata de un indunto real, por fin podrá regresar a casa, pero algo lo frena. Sir Jorah aprecia realmente a Daenerys, incluso puede que algo más tal y como insinuó Viserys en A Golden Crown.

La joven y su séquito se encontrarán con un vendedor de vinos en el mercado, el hombre la halaga y le regala un barril de vino pero el caballero interviene. El vendedor resulta ser un asesino que intentaba envenenar a la joven. Es capturado y llevado ante Drogo. El señor dothraki, ante la perspectiva de que alguien quiera dañar a su mujer y a su futuro hijo se enfurece y jura que arrasará los Siete Reinos. Cruzará el oceano y sentará a su khaleesi en el Trono de Hierro. En esta escena Drogo impone mucho, gritando y jurando que destruirá a sus nuevos enemigos. El personaje, que no había hablado mucho hasta ahora, no para de gritar ante sus hombres.

Y como siempre la acción se ha concentrado en Desembarco del Rey. Ned ha demostrado que su sentido del deber y su honor van a terminar con él. No sabe jugar al juego de tronos. Va siempre con la verdad por delante, intenta hacer lo correcto y pretende ser honorable. Pobre.

Lo primero es encararse con Cersei en los jardines de palacio. Allí le dice que sabe que sus hijos son de Jaime y no del Rey Robert. Cersei no se amedrenta, le dice que hará cualquier cosa para defender a sus hijos y para sentar a Joffrey en el trono. Ned está decidido a contárselo a Robert cuando éste regrese de la cacería. Pero Robert regresa herido de muerte. Un jabalí lo atacó. Robert estaba aturdido por culpa del vino. Varys insinúa a Ned que el escudero del Rey, un Lannister, podría tener parte de culpa. Robert le dicta a Ned su última voluntad. Le encarga que sea el regente hasta la mayoría de edad de Joffrey. Ned no se atreve a decirle lo que sabe, escribe el documento y se va. Será la última vez que vea a su viejo amigo. Robert morirá poco después.

Durante las últimas horas de Robert como Rey todo se precipita. Renly intenta hablar con Ned y decirle como actuar, deben ser rápidos hacerse con Joffrey y alejarlo de Cersei. Ned no parece convencido. Cuando Renly le dice que él debería ser rey, Ned se enfurece, según la línea sucesoria debería ser Stannis, el hermano mayor de Renly, y Ned cree eso firmemente. Le mandará un mensaje a Stannis. ¿Lo recibirá? Me gusta lo que dice el joven Baratheon, un buen soldado no hace un buen Rey, está demostrado. Robert luchó en varias guerras, lideró ejércitos pero no supo ser rey. Esa noche Renly dejará la ciudad con Sir Loras y un grupo de hombres.

Petyr Baelish tendrá unas cuantas escenas interesantes. La primera en su burdel, con dos prostitutas, una de ellas es la norteña a la que vimos en otros capítulos. Conoceremos parte del pasado de Baelish, sabremos de su amor por Catelyn Stark y de sus planes. No es un guerrero y lo sabe, pero es inteligente y sabe como conseguir lo que quiere. Le llevará tiempo pero logrará sus objetivos. El actor borda el papel, realmente se ha hecho con el personaje y lo hace ser más misterioso y atractivo que en el libro.

Más tarde hablará con Ned. Una escena donde le explica que hacer tras la muerte de Robert. Lo más lógico y provechoso para todos sería hacerse con el trono pero Ned es testarudo, su sentido de lo correcto se lo impide. Baelish le dice que le apoyará porque se lo prometió a Cat. Su dinero comprará la fidelidad de los soldados del rey. Ned está convencido de que Baelish no le traicionará pero se equivoca.

El final, en la Sala del Trono, demuestra la traición de Petyr, el poder y cinismo de Cersei y lo mal que ha jugado Ned. Es interesante ver como una y otra vez Cersei le da a Ned la opción de marchase a Invernalia, de dejar todo atrás. Simplemente tiene que agachar la cabeza y reconocer a Joffrey y no lo hace. Maldita sea Ned, todo sería más sencillo si no fueses tan noble.

Un capítulo que no ha dado tregua, con mucha calidad, muy buenas interpretaciones y un final de infarto. Esa sala del trono bañada en sangre y Joffrey sentado en el trono, no puede augurar nada bueno. Me da mucha pena Ned pero todo esto ha sucedido porque ha sido incapaz de mantener la boca cerrada. Faltan tres capítulos para el final y si mantienen el mismo ritmo frenético que este You Win or You Die creo que no voy a poder soportar la tensión.