[Recap] 1×10 The Killing: I’ll Let You Know When i Get There

[spoiler2]

Pocas cosas buenas salen de dejarse llevar por un impulso. La satisfacción resultante es momentánea y a menudo no compensa porque después hay que responsabilizarse de las consecuencias sean cuáles sean. En el episodio de la semana pasada, varios personajes se dejaron llevar pos sus impulsos y ahora les toca pagar, cada uno a su nivel.

Para empezar, Stan le propia una soberana paliza a Bennet porque ve a su mujer llena de ira acusándole de ser el culpable de que el presunto asesino de su hija campase a sus anchas por el pueblo. Y después de que Mitch encontrase la famosa camiseta de Rosie, lo que importaba era saber si Stan iba a esconderse o si se iba a responsabilizar de sus actos. Finalmente decide entregarse y lo cierto es que no sorprende demasiado.

Recordemos que tras el funeral de Rosie, Stan estaba decidido a matar a Bennet y la razón por la que no lo hizo no fue porque no tuviese la oportunidad sino porque sencillamente no se vio capaz. Seguramente su conciencia ya debía arrastrar remordimientos fruto de su pasado como matón de la mafia polaca, y en aquel momento entendió que no ganaba nada matándole porque él sería el que cargaría con una muerte a sus espaldas (aunque ésta fuese la de un asesino).

Es por eso que creo que el hecho de que se demuestre que Bennet es inocente no hace más que amplificar esos sentimientos de culpabilidad que saldrían a la luz de todas maneras en cuanto se le pasase la euforia post-paliza, aunque es más que probable que en otras circunstancias no se hubiese entregado. Ahora Stan ni siquiera se esfuerza en defenderse a pesar de que sabe que, tanto si muere Bennet como si sobrevive, el cargo que se le imputará es muy grave. Y mientras tanto, Mitch no puede dejar de sentirse culpable de haber encendido la mecha que puede hacer que su marido se pase el resto de su vida en la cárcel. Aunque claro, ésta va a estar bastante entretenida con el tema del dinero desaparecido de sus cuentas, y que ella no sabe que Stan ha utilizado en comprar una casa nueva. ¿Irá a la cárcel a pedirle explicaciones?

Pero Mitch no es la única que se siente culpable por todo este asunto ya que, como he comentado antes, la reacción en cadena empieza con el desliz/impulso de Linden. Ella fue la que le prometió a Mitch que cogerían a Bennet, y de no haberse ido de la lengua, ésta no se habría sentido tan frustraba al verle en el instituto. Así pues, ahora más que nunca Linden no descansará hasta que resuelva el caso, y ni los problemas con su hijo ni su prometido Rick la podrán hacer cambiar de opinión. Por cierto, ¿nos acabarán de explicar alguna vez qué es lo que le pasó a Linden para estar a punto de perder la custodia de su hijo y acabar en un hospital enajenada?

Seguramente tiene que ver con el hecho de que Linden es de las que se lleva el trabajo a casa y que no es capaz desconectar su cerebro ni un momento. A diferencia de Holder, ella se siente en la obligación de responsabilizarse de todo, incluso aunque ella no sea la responsable directa, y es por eso que al salir del trabajo no se va directamente al barco de Regi sino que pasa por el apartamento de Richmond para disculparse. Pero no sé si son imaginaciones mías pero la reacción de Richmond es algo fría, aunque tal vez se deba a que se imaginaba que algo así podría suceder después de ver el ataque a la mezquita. Eso sí, no duda ni un segundo en aprovechar la situación para revitalizar su campaña, poniendo de manifiesto el gran cambio del personaje que al inicio de la serie esgrimía razones éticas para no utilizar las desgracias ajenas.

En cuanto al tema del asesinato de Rosie, en éste episodio volvemos a descartar a otro sospechoso, que reconozco que era mi apuesta. Belko desde el principio se mostró como un personaje extraño que rodeaba a la familia y que parecía tener una intención oculta. Lo que pasa es que esta intención es mucho más inocente de lo que aparentaba ya que sólo quiere formar parte de la familia Larsen, es decir, de una familia normal. Y con esa madre que tiene no me extraña, aunque lo de las fotos en el techo pone los pelos de punta.

Por último, el final del episodio nos deja con otra pista nueva y todo parece indicar que esta vez es probable que lleguemos, literalmente, a algún sitio. Veremos qué encuentran en el Wapi Eagle Casino y, más concretamente, veremos qué abre la llave misteriosa. ¿Será una habitación de hotel? Y si es así, ¿con quién se encontró? Richmond sería la opción más sencilla pero el tema del vídeo me mosquea, y no me extrañaría que nos saliesen con algo más retorcido como que se encontraba con el alcalde Adams incluso con el padre de Jasper. Evidentemente no será ninguno de estos dos pero apuesto a que querrán sorprendernos. ¿Vosotros por quién apostáis?