[Recap] 3×01 Drop Dead Diva: Hit and Run

[spoiler2]

Antes de comenzar, les voy a ser sincera. Días antes del regreso de Drop Dead Diva tuve mis dudas sobre dedicarle un espacio a este dramedy legal sobrenatural, si valía la pena seguirla por medio de los recaps. Toda duda se despejo cuando vi el primer episodio de la temporada. Jane Bingam regresa con más sueños alocados, números musicales característicos, nuevas esperanzas y un desfile de estrellas invitadas de primer nivel. ¿Cuál será el viaje personal de Jane Bingam durante la tercera temporada? Parece que Paula Abdul se encarga de darnos la respuesta. ¡Comentemos!

Hit and Run retoma la trama justo donde la dejamos el año pasado. Como recordarán, en Freeze the Day, Grayson Kent es atropellado, queda tirado en el piso y logra distinguir a Deb en Jane antes de caer inconsciente. Así se atrevieron a dejarnos en el season finale. ¿Qué pasaría si Grayson pasar por la misma suerte de Deb?, ¿cómo regresaría a la Tierra? El subconsciente de Jane plantea este escenario a través de sueños; sueños entre sueños, incluyendo un número musical. Grayson se encuentra en el hospital, en coma. Jane está a su lado, preguntándose a quién verá cuando despierte: ¿Jane o Deb? Hablaremos de esto más adelante.

Como cada episodio, tenemos casos legales donde los personajes tienen la oportunidad de lucirse. En este ocasión, Jane recibe el caso de Tim Kline, un actor acusado de haber atropellado a una chica de 12 años. Stacy forma parte de su equipo como interna (sin paga), por su conocimiento sobre el cliente y su especial concentración. No es la primera vez que Stacy ayuda a Jane, sólo que en esta ocasión lo hace de manera "oficial". Confieso que a lo largo del juicio vemos ciertos clichés: no hay coartada, alguien se echa la culpa, la abogada no cree en su cliente. Gracias a la aguda observación de Stacy y la base de datos en el cerebro de Jane, demuestran la inocencia del actor. Me encanta que le den más espacio a Stacy; ojalá la veamos más seguido en la firma.

Debo admitir que el caso que defiende Jane se queda corto a lado de esta joya: una demanda por falsa publicidad a un hombre quien asegura a su ex-esposa haber cambiado, todo con el fin convencerla en tener relaciones sexuales. Kim Kaswell va por el lado demanadante, como abogada independiente ahora que su oficina se ubica en un café; mientras tanto, el señor Brecker es defendido por Parker. El ángulo que toma la demanda es algo absurdo y, a la vez, interesante, como lo señala la jueza interpretada por Wendy Williams. Después de la contundente declaración del psiquiatra, el veredicto resulta ser uno de los mejores, en serio: colocar un anuncio espectacular en la calle Sunset, que advierta sobre el peligro de salir con Kevin Becker. Aplausos.

Como ocurre con la mayoría de los casos, este se encuentra estrechamente relacionado a sus abogados. Aunque sabía lo delicado de tener una relación en el trabajo, con su jefe directo, Kim termina muy dolida con Parker (Claire, todos te odiamos). Al tener esa breve plática con Parker en el café, vemos en parte su fortaleza. Kim sabe que está arrepentido, pero también tiene la certeza de que no va a cambiar; un poco lo que ocurrido con los Brecker. Me encanta el tratamiento que le dan a este par. Kim es una mujer fuerte e independiente, así que será muy difícil para Parker rescatar esta relación. Mientras tanto el juego entre ellos será delicioso.

En cuanto a Grayson Kent, era de esperarse que el hombre saliera del coma con amnesia (se ha visto antes). Para Jane resulta un golpe, doble cuando Grayson recupera la memoria y le vuelve a lanzar la pregunta: Jane ¿quieres ser mi padrino? Como bien le dice Paula Abdul, Jane debe dejar de ser infantil y egoísta; por el contrario, debe ser una buena amiga. Con ello en mente, Jane acepta ser "el padrino" de una boda que se acelera debido a la circunstancias: los novios deciden casarse en un mes. Con todo el dolor del corazón, Jane/Deb deben encontrar la fortaleza para apoyar a Grayson en su decisión. Seguro las cosas no quedarán así nada más.

Por último, me gustaría resaltar la relación entre Jane y Fred, la cual se ve fracturada en al finalizar la temporada pasada. Fred, como ángel guardián de Jane, vela por ella. Sin embargo, por cuestiones de libre albedrío y demás hierbas, no puede intervenir directamente. Por supuesto que Fred no es responsable del accidente de Grayson, mucho menos sabía que algo así iba a pasar. Jane lo sabe, sólo busca descargar su impotencia y echar la culpa a alguien por lo ocurrido. Pobre Fred. Lo bueno de los ángeles de la guardia es que siempre están a tu lado, sin importar lo que pase. Una vez cerrado este punto, veremos más sobre la relación entre Fred y Stacy; amo a estos dos juntos.

Gracias, Drop Dead Diva, por recordarme por qué me encanta esta serie: la clave está en sus personajes. Hit and Run es una gran muestra de ello. Como inicio de temporada, logra exponer la situación actual de cada uno de ellos, a nivel personal y profesional: Jane tendrá que asumir sus responsabilidades como "padrino" en la boda del hombre que ama o amó como Deb. Kim seguirá adelante trabajando de manera independiente, pues se resiste a caer en la misma situación sentimental ¿será que Parker insista en recuperarla?. Stacy demuestra que es de gran ayuda, ¿logrará un puesto permanente en la firma? Ya veremos la evolución de ellos a lo largo del verano.