[Recap] 3×12 United States of Tara: The Good Parts

El final ha llegado. Tara, Max, Kate, Marshall, Charmaine, Neal y las varias personalidades de Tara dicen adiós. Han sido tres temporadas y aunque la cancelación ha sido injusta pero inevitable, las audiencias han caído en picado este año, maldigo a Showtime por dejarme sin esta serie que tantos buenos momentos me ha dado y que ha confirmado a Toni Collete como la gran actriz que siempre supe que era.

Después de ver saltar a Tara desde lo alto de un puente me esperaba lo peor, sin embargo esta acción desesperada significa la muerte de Bryce a manos de una mujer que quiere recuperar su vida y disfrutar de esa normalidad que a veces nos asfixia a los demás. Tras una conversación con Max al pie de la carretera y con un policía como testigo, Tara decide no ir a un sanatorio mental sino que quiere intentar curarse con la ayuda del médico que le recomendó Hattarras, el especialista de Boston. Tara y Max comunican su decisión a la familia. Marshall pasa del tema, mientras que Charmaine y Kate temen que Bryce vuelva a aparecer, ahí es cuando Tara les comunica que Bryce está muerto y que antes de irse a Boston quiere tener una cena familiar. Incluso le pide a Kate que traiga a Evan para poder conocerle. Así que durante las siguientes 36 horas la familia se prepara para trasladarse y cenar todos juntos.

Con todo el tema de la mudanza queda por decidir que será de Marshall, no irá con Tara y Max a Boston, así que Neal se ofrece, como padrino del chico que es, a llevarlo con él a Houston. Charmaine, aunque a regañadientes, ha accedido a trasladarse a Tejas. Y también, dándose cuenta de la suerte que tiene al tener a Neal en su vida, le pide que se case con ella. Por fin Charmaine está asentándose y madurando. Me alegro por ella y por Neal. Tara intentará arreglar las cosas con Marshall, su hijo está muy dolido y parece ser incapaz de perdonar a su madre. Lo conseguirá al final, cuando lleve a Marshall al lugar donde murió Lionel, una herida que aún sigue abierta.

Max durante todo el capítulo ha tenido estallidos de ira en su mente, se imagina gritando y pateando cosas. Lleva bastante bien la presión y las locuras de su mujer pero durante la cena no puede reprimirse y toda su rabia, todo su dolor, toda su ira se muestran. Tras estampar el pollo contra la pared, la cena transcurre con normalidad. Evan, aunque iba avisado sobre las excentricidades de los Gregson, seguro que alucinó un poco. A Tara le gustará mucho la pareja de su hija. Evan le propondrá a Kate que se traslade a St. Louis pero ella se quedará en casa para cuidar de su hermano. A pesar de la distancia creo que estos dos tienen un brillante futuro juntos. Y aquí me quedé un poco liada ¿Marshall se va o no se va a Houston? Porque si Kate se queda supongo que será en su casa con él.

Me ha gustado que Max estallase, necesitaba enviar todo a la mierda para poder recomponerse por dentro, ha soportado muchas cosas y es justo que tenga su rabieta. Más tarde podremos verle tocando la guitarra en la calle junto a su vecino. Necesita sacarlo todo fuera, expresarse y dejarse llevar. Al menos por una vez no se reprimirá.

Y llega la despedida, todos delante de la casa dicen adiós a Max y Tara. Ha sido muy bonito y muy triste. Y por sorpresa nos encontramos con que T, Buck y Alice; los alters más antiguos de Tara, se encuentran en la parte de atrás de la camioneta. Parece que Bryce no pudo acabar con ellos tal y como había pregonado. Así que Tara y su marido dejan atrás su casa, su vida y su familia. ¿Conseguirá Tara curarse? No lo sabremos nunca pero creo que eso nunca fue lo importante.

Para mi United States of Tara trataba del amor y de la comprensión; de la capacidad del ser humano para superar dificultades. Hablaba de la familia, la unidad y el cariño. El humor, la ironía y el drama acompañaron a los Gregson durante tres temporadas y, aunque este tercer año, fue algo flojo sobre todo porque le costó arrancar con la trama, tengo que decir que me ha gustado mucho lo que he visto. ¿El final? Abierto pero era de esperar y muy light si tenemos en cuenta que otros años hubo unos finales de temporada más impactantes.

United States of Tara siempre ha sido Toni Collete, ella llevaba todo el peso de la historia pero durante la segunda temporada el resto de los personajes tuvieron tramas interesantes. Sin embargo,este año no ha sido así y se ha notado. Por mucho que se esforzaron los guionistas, las historias de Marshall, Max, Kate y Charmaine no eran llamativas, no calaban ni podían competir contra la magnífica Tara. Y aún por encima aparece ese alter maligno llamado Bryce que ha podido barrer a todos los demás alters y casi a la mismísima Tara. Espero que el trabajo de la actriz este año se vea recompensado con algún premio porque ha estado soberbia.