[Recap] 6×14 Futurama: Neutopia

El pasado 23 de junio Futurama regresó con la segunda parte de su sexta temporada. Lo hizo con un capítulo doble, hoy hablaremos del primero de esos episodios, Neutopia, y mañana nos encargaremos de hablar sobre el segundo. La serie que resucitó gracias a Comedy Central mantiene su esencia intacta, dósis de humor, surrelismo, crítica social y ciencia. Sin embargo la fórmula empieza a mostrar signos de agotamiento. Veamos que nos depara Neutopia.

Este capítulo tuvo un arranque muy bueno. La empresa Planet Express está necesitada de dinero así que deciden recaudar fondos con un calendario sexy. Como sólo hay tres mujeres en la empresa, Amy, Leela y la mujer de Hermes, LaBarbara, contratada para la ocasión, el calendario queda algo escaso. Me quedo con la fantástica frase del Profesor : ¿Un calendario de tres meses? ¿Qué es esto? Mercurio.

Así que necesitan un nuevo plan y para ganar dinero con rapidez convierten Planet Express en una aerolínea comercial, la referencia a Pan Am es buenísima. Los pilotos serán Hermes y Fry (se masca la tragedia), mientras que Leela y Amy ejercen como azafatas. La incompetencia de los pilotos queda en evidencia cuando el avión termina estrellándose en un planeta sin vida aparente y con ríos de mercurio.

Esta segunda parte del capítulo me resultó más aburrida porque cae en la manida guerra de sexos. Un alienígena rocoso que vive en ese árido lugar y que no entiende el concepto de género, ya que su raza solo tiene uno, enfrenta a hombres y mujeres para ver que género es superior. Ninguno de los dos es capaz de llevar a cabo la prueba satisfactoriamente por lo tanto el alienígena les quita el género porque cree que es la única manera de que trabajen juntos y resuelvan sus problemas. Claro que este fracaso le hace perder una apuesta con otra roca llamada Borax Kid.

La ausencia de género hace que el grupo de supervivientes sea capaz de cooperar sin tensiones ni discusiones. Sin embargo, a pesar de la armonía existente, Hermes y LaBarbara le exigen al alienígena que les devuelva los géneros porque extrañan el sexo y la pasión. Cuando les restituye su sexualidad comete un pequeño error y las mujeres se convierten en hombres y los hombres en mujeres. Y entonces, antes de que pueda arreglar el entuerto, Zapp Brannigan aparece y lo mata.

La tercera parte del capítulo, vuelve a tener buenos momentos. El grupo regresa a la tierra. Mientras que las chicas ahora hombres detestan su nueva situación, los hombres ahora mujeres la disfrutan intensamente. Como el problema económico de la empresa sigue presente, vuelven a la idea del calendario erótico, ya que Planett Express, cuenta con más mujeres en la plantilla. La sesión fotográfica no tiene desperdicio. Me quedo con Scruffy, ese secundario imprescible.

Tras salvar Planet Express el grupo recibe la visita de Borax Kid, el otro alienígena de piedra, que les devuelve sus respectivos géneros a cada uno, menos a Scruffy, el conserje, que estaba en el baño cuando Kid llegó. Un buen chiste para cerrar un capítulo que empezó fuerte pero flojeó en su mitad.

No ha sido un capítulo malo pero le ha faltado ritmo, chispa. Los chistes y referencias han estado bien y me ha hecho mucha gracia ese avión anticuado montado sobre la moderna nave. Pero no ha sido suficiente, me ha aburrido y empiezo a pensar que Futurama está empezando a tener los mismos males que en su día quemaron a The Simpsons.