[Recap] 7×01 Weeds: Bags

[spoiler2]

Desde hace tiempo todos sabemos de qué pie cojea Nancy Botwin y es que esta mujer es incapaz de mantenerse lejos de los líos. Las circunstancias (y la necesidad) la llevaron a meterse en el negocio de la distribución de marihuana, pero lo que empezó casi como una manera inocente de ganar dinero para sobrevivir con las necesidades de sus vecinos pijos de Agrestic, se acabó complicando de mala manera. Pero lejos de aprender de sus errores, Nancy parece destinada a repetirlos una y otra vez pero con la diferencia de que las consecuencias son cada vez mayores.

En esta ocasión, y excepcionalmente, Nancy se responsabilizó de unos actos que no fueron propiamente suyos (sino de Shane) pero de los que tiene gran parte de culpa. Eso sí, a ella le vino de maravilla ya que así pudo escabullirse de las garras de Esteban, y mantenerse aislada y a salvo de cualquier amenaza durante tres largos años en la cárcel. Por eso no es de extrañar que no se tome demasiado bien la noticia de que saldrá en libertad condicional y sin protección.

De hecho, si yo fuese Nancy tampoco andaría demasiado tranquila por mucho que Esteban esté muerto, porque nos tenemos que creer que está muerto ¿no? Lo digo porque no sé hasta qué punto el agente Lipschitz es de fiar. Entiendo que le está devolviendo el favor porque gracias a ella pudieron atrapar a Esteban pero no puedo evitar pensar que puede que esconda alguna razón oculta que todavía desconocemos, aunque tal vez se trate de un hombre muy agradecido.

Pese a todo, la vida que Nancy tiene por delante tampoco es que vaya a ser mucho mejor ya que el funcionamiento del Centro de Reinserción Social no difiere demasiado del de la cárcel. No tendrá toda la libertad de movimientos que se imaginaba pero al menos ahora sabe que para ganarse a Ed, el asesor del centro, sólo hace falta que le diga las cosas rimando. Nancy le saca dos (inocentes) horas de libertad a Ed pero lo que éste no sospecha es que ella no necesita mucho tiempo para volver a meterse en líos, y de los gordos.

Pero la familia es lo primero, así que intenta ponerse en contacto con el (ya no tan) pequeño Stevie, pero su hermana Jill definitivamente no está por la labor. Sin duda ese doloroso Annancy servirá como detonante de la temporada ya que Nancy intentará recuperar a su hijo como sea, aunque eso implique meterse en el peligroso negocio de las armas. Por cierto, no sé si es cosa mía pero diría que Zoya tampoco cumplirá su condena y se escapará de la cárcel, aunque dudo que le guste el panorama que se encuentre básicamente porque diría que Nancy no tendrá muchas ganas de reanudar su relación. Así pues, teniendo en cuenta el carácter incendiario de Zoya, no sería de extrañar que la cosa acabase realmente mal.

Por otro lado, y gracias a Jill, los Newman se enteran que la matriarca del clan ha salido de la cárcel y no dudan ni un segundo en abandonar la nueva vida que se han construido en Copenhagen. Cada uno ha encontrado su lugar, or sort of: Silas como imagen de una extraña bebida llamada Hyldebromst Super Ya, Shane como titiritero en el sentido más estricto de la palabra y Andy como guía turístico, además de candidato a presidir Fristaden Christiania en la que, casualmente, se tolera la comercialización de cannabis.

Y aunque ha sido Shane el que ha tomado la iniciativa al comprar los billetes de vuelta con la tarjeta de su ex-novia (que por edad y apariencia podría ser su madre), es evidente que todos se morían de ganas de volver porque han demostrado en múltiples ocasiones que seguirían a Nancy hasta la boca del infierno. Silas es el único que parece resistirse, y digo parece porque estoy segura de que también quiere volver pero se siente obligado a mantener su postura crítica con su madre.

Ahora falta por ver si la matriarca del clan Bowtin les recibe con los brazos abiertos. Está claro que explicarle a su hermanísima que ha salido de la cárcel y esperar que no dijese nada no fue la estrategia más inteligente del mundo, pero si Nancy quiso mantenerlo en secreto sus razones tendrá.

Por último, no puedo acabar sin comentar que me parece todo un acierto la estrategia de avanzar la serie en el tiempo ya que han podido deshacerse de tramas antiguas (que aún pueden reaparecer en cualquier momento) pero sin perder la esencia de la Weeds de la que nos enamoramos. Cambiamos de escenario pero Nancy sigue siendo la misma.