Futurama: Law and Oracle, la estación de policia