Happily Divorced tendrá segunda temporada

Tercera producción original de TV Land, tercera serie en mantenerse en pie por lo menos por un año más. Ocurrió primero con Hot in Cleveland, producción que tiene como elemento clave a Betty White. Después presentó Retired at 35, serie que no tuvo la misma respuesta pero, aún así, logró sobrevivir. Y después llegó Fran Drescher. La cadena de la nostalgia televisiva hace oficial la renovación de Happily Divorced, ordenando 12 episodios para su segunda temporada. La decisión se toma justo cuando la sitcom, creada por la misma Drescher y Peter Marc Jacobson, llega a la mitad de su orden original de diez episodios.

Con el aire retro característico de TV Land, Happily Divorced nos presenta a Fran Lovett, una florista quien, tras 18 años de matrimonio, descubre que Peter (John Michael Higgins), su esposo, es gay. La pareja decide divorciarse pero, por su situación económica, deciden continuar viviendo bajo el mismo techo. Bajo este contexto, vemos a Fran regresando al mundo de las citas a sus "entre treinta y cuarenta" años, mientras que Peter explora su nuevo mundo fuera del clóset. Para acompañarlos en esta nueva etapa de sus vidas, tenemos a: César (Valente Rodriguez), empleado chismosito de Fran; Judi, su mejor amiga; Dori (Rita Moreno) y Glen (Robert Walden), sus padres, quienes aprecian a Peter como si fuera un hijo más.

Estamos encantados de que nuestros espectadores hayan aceptado Happily Divorced como lo hicieron con Hot in Cleveland [...] Es fantástico seguir trabajando con Fran, este maravilloso reparto y todos los escritores talentosos por una temporada más. Happily Divorced realmente resonó entre nuestra audiencia y no podemos esperar a ver los nuevos giros en la trama para la siguiente temporada.
-- Larry W. Jones, presidente de TV Land y Keith Cox, presidente ejecutivo de desarrollo y programación original

Como lo comentamos en su estreno, Happily Divorced tiene como atractivo principal a Fran Drescher, nuestra eterna Nana Fine; así como ocurre con Betty White en Hot in Cleveland. Tiene su gracia, tiene sus chistes, pero, en general, encontramos una serie de clichés y estereotipos entorno al ser gay. Es una sitcom que se siente fuera de tiempo y, definitivamente, necesita mejorar el ritmo. Para la audiencia promedio de TV Land, quienes aprecian los clásicos de la televisión, tiende a ser algo atractivo. Después de todo, a pesar de sus detallitos molestos, el anuncio no nos toma por sorpresa; vamos, si renovaron Retired at 35, seguro seguirían con Fran Drescher.

La segunda temporada de Happily Divorced regresa, tentativamente, en primavera de 2012.