Psych: Lassiter pone a Shawn contra las cuerdas

[spoiler]

Se hace raro un verano sin Psych, pero USA Network este año tiene overbooking con Burn Notice, Royal Pains, White Collar, Covert Affairs y la novata Suits y ha decidido posponerla hasta el mes de octubre. Psych siempre se ha mantenido en un discreto segundo plano y viene y se va sin hacer demasiado ruido y tal vez eso es lo que la ha permitido mantenerse tan fresca como al principio.

Uno de los elementos que seguro marcarán la sexta temporada será la relación entre Shawn y Juliet básicamente porque Lassiter, compañero de Juliet, odia a muerte al (falso) psíquico. A propósito de esto, los responsables de la serie nos han mostrado un adelanto de lo que está por venir realmente interesante en el que Shawn, por alguna razón relacionada con un caso, se ve obligado a someterse a la prueba del polígrafo.

La próxima temporada tendremos, como suele suceder, homenajes varios como el del año pasado a Twin Peaks o el de Hitchcock. En esta ocasión rendirán una especie de homenaje a One Flew Over the Cuckoo’s Nest, a Indiana Jones y a Clue, pero también al género vampírico e incluso veremos a Gus y Shawn convertidos en superhéroes, todo esto combinado con la habitual aparición de estrellas invitadas que hacen las delicias de los fans más mitómanos.

Una de ellas será Molly Ringwald, conocida por muchos ochenteros como la chica de rosa y que fue una de las actices de la mítica The Breakfast Club. En su honor, el reparto de Psych ha realizado una versión del videoclip del tema central del film Don’t You (Forget About Me) de Simple Minds.

Pero de entre todas las estrellas invitadas que se espera que pasen a lo largo de la próxima temporada hay una que destaca especialmente. Se trata del gran William Shatner, que interpretará al padre de Juliet y que seguro que se lo podrá bastante difícil al novio de su hija. Todavía falta mucho para que podamos veamos el episodio en cuestión pero Shatner ha hecho una pequeña aparición sorpresa en el vídeo presentación de Psych en la Comic-Con. ¡Va a ser épico!