[Recap] 4×04 True Blood: I’m Alive and on Fire

[spoiler2]

Ver a Eric pellizcándole el culo a Sookie no ha tenido precio. Así comenzamos el capítulo cuarto de la cuarta temporada de True Blood. Un capítulo con un final impactante, esa Pam huyendo asustada era algo en lo que nunca había pensado. Eric sigue desmemoriado. Bill se topa con la familia y Tommy también. Alcide deja ver sus increíbles músculos y el resto intenta sobrevivir en ese extraño y fascinante lugar que es Bon Temps.

Tras beberse la sangre del hada Eric está eufórico, pletórico y borracho. Aunque Sookie intenta detenerlo porque va a amanecer no puede. Así que tendrá que recurrir a su amigo Alcide para encontrar al vampiro. Cuando lo localizan, Eric está en un lago nadando, feliz de sentir los rayos del sol y el calor. Por un momento parece que el hombre lobo y el vampiro están a punto de pelearse, totalmente desnudos, pero Sookie los detiene. Además el efecto de la sangre de hada empieza a desvanecerse por lo que llevan a Eric de nuevo a casa para que descanse en su cripta. En este capítulo he sentido mucha pensa por él cuando dice: Nunca podré nadar en el sol otra vez. Nunca sentiré el calor en piel. Nunca podre ver los rayos de sol en tu pelo. A veces, ser vampiro no es tan genial como parece.

Es curioso que en todo el capítulo no haya aparecido ningún hada para vengar la muerte de Claudine o al menos para amenazar a Eric o Sookie. Por otro lado, el estado de Eric sigue siendo el mismo aunque su docilidad y ternura están empezando a hacer mella en Sookie porque ambos personajes casi se besan. Alcide ha vuelto en todo su esplendor y parece que su relación con Debbie va viento en popa pero yo no me fiaría de ella.

Mientras Lafayette, Jesús y Tara intentan que Marnie deshaga el hechizo. Los tres están aterrados por culpa de Pam e intentan hacerle entender a la bruja que como no consigan curar a Eric pueden darse por muertos porque los vampiros no son seres razonables. Marnie es una bruja un tanto torpe, todo hay que decirlo. No puede ejercer el poder cuando lo necesita sólo cuando la misteriosa mujer quemada en la hoguera quiere. Así que aunque cuenta con la ayuda de Tara, Lafayette y Jesús, Marnie no es capaz de invocar al espíritu. Así que recurre a los libros, cuando ya se daba por vencida, un libro se mueve solo mostrándole un hechizo con el que podría revertir la amnesia de Eric. En un prado, durante la noche se reunen con una enfurecida Pam que exige la curación de su creador pero, a pesar de sus amenazas y poder, la que sale mal parada de ese encuentro es la vampira. El espíritu vuelve a adueñarse de Marnie y pronuncia unas palabras Corrupto, maldito cuerpo que camina... muestra tu verdadero yo y el cuerpo de Pam empieza a corromperse. El paso del tiempo y la muerte hacen mella en ella y presa del pánico abandona el lugar. Marnie se desmaya.

Quiero dejar constancia escrita de lo horrible que me ha parecido la escena de la quema de la bruja. Se supone que esa es la España de la Inquisición, no voy a meterme ya con el insultante acento de los supuestos españoles (aunque podría) pero si con esa estética tan errónea. La escena es un espanto, mal iluminada, mal realizada, mal tratada. Podrían haber hecho cualquier otra cosa antes que este supuesto viaje al pasado.

La trama de Jason por fin ha avanzado un poco. El pobre ha conseguido escapar de su pesadilla de violación y hombres pantera. Era visto que sería la chiquilla quien lo liberaría. Durante su huída acaba con Felton al más puro estilo El Último Superviviente. Crystal le advierte que su destino es estar juntos y que aunque él no quiera, en cuanto aparezca la luna llena volverá a su lado. Jason tiene muy claro que no quiere a esa mujer a su lado ya que le dice: Eres la peor cosa que me ha sucedido nunca. Cuando por fin llega a una carretera se desploma y es encontrado por Hoyt y Jessica. Ella le dará de beber su sangre para que se cure. Y esto me interesa porque entre ambos aparecerá un vínculo. Al beber la sangre de la vampiresa estará bajo su influencia. ¿Ocasionará problemas entre Jason y Hoyt?

Bill apareció poco en este capítulo. Vimos como recibía amenazas de Nan mientras que él intentaba advertirle del peligro de las brujas, como se preocupaba por la desaparición de Eric y como intentaba inspeccionar la casa de Sookie en busca del vikingo. Esta escena entre los antiguos amantes dice mucho del cambio de actitud de Sookie con respecto a Bill. Ella jamás le había mentido, siempre había sido sincera con él. Es la primera vez ¿por qué? porque ya no confía en él, porque ya no cree en él y porque no puede perdonarle. Aunque lo más importante que le ha sucedido a Bill en este capítulo es descubrir, gracias a la abuela de Portia y Andy Bellefleur, que se ha estado acostanto con su tatara tatara tatara nieta. Recordad que Bill tuvo una hija, Sarah, pues bien, ella vivió en Bon Temps y se casó. Los Bellefleur forman parte del árbol genealógico de Bill. Me parece increíble que el Rey de Louisiana no supiese esas cosas. Me ha gustado mucho que la abuela Bellefleur estuviese interpretada por Katherine Helman de Soap y Who's the Boss.

Sam descubre que Luna tiene una hija y que es fruto de su relación con un hombre lobo. Esto huele a problemas. Pero lo que me ha enfurecido de sobremanera ha sido el giro inesperado de la trama de Tommy. El chaval regresa a visitar a su madre y termina siendo encadenado y casi estrangulado por su malvado padre, Joe Lee. Un hombre que no piensa dejarlo escapar y que planea volver a usarlo para las peleas de perros. Cuanta maldad y la madre allí pidiéndole perdón al hijo y diciéndole al padre que no le haga mucho daño. En fin, que Tommy tiene lo que se merece y que esa madre es la peor del mundo.

Me hace gracia que cuando por fin Jason se libra de su secuestradores sea Tommy el que sufra un tormento similar. En esta serie les gustan los secuestros porque estos dos personajes no han sido los únicos que han pasado por traumáticas privaciones de la libertad. Bill, Tara y Lafayette ya han estado en situaciones parecidas.

Y como colofón a un capítulo muy entretenido el bebé de Arlene ha mostrado su lado siniestro. Terry se encuentra al niño garabateando en la pared Baby Not Yours, tanto él como Arlene se han encogido de miedo y yo también. Ya era hora de que el niño diabólico, llevan tres capítulos insinuándolo, empezase a hacer algo.

En conjunto un buen capítulo. Las tramas siguen avanzando, doy gracias por la liberación de Jason no hubiese aguanto otro capítulo viéndolo atado a la cama. Me he reído con el Eric borracho pero he sentido mucha pena por él cuando se siente perdido y sólo. También ha sido increíble ver a Pam, que es lo más, perder la compostura. Claro que ver como tu cara se descompone debe ser traumático. ¿Cómo reaccionarán los vampiros cuando sepan del poder de Marnie? Si puede hacerlo eso a Pam podrá hacérselo a cualquiera, tal vez a cientos de ellos o a todos.