[Recap] 4×05 Leverage: The Hot Potato Job

Un capítulo sólido, con una trama bien construida, donde todos y cada uno de los personajes tienen un momento para destacar, donde el equipo trabaja coordinado y sin fisuras. Un capítulo entretenido y que me permite ver a mi querido Mitch Pileggi de nuevo, el mítico director adjunto Skinner de X-Files. Nate y su equipo van a ayudar en The Hot Potato Job a una joven científica que ha creado una superpatata y que está siendo amenazada por una poderosa corporación llamada Verd Agra. El CEO de la empresa está interpretado por Pileggi.

Cuando la gente de Verd Agra, liderados por Jane West, le roban la patata a la chica llama al equipo. Entonces Sophie improvisa; pega a Hardison y se introduce dentro de la empresa haciéndose pasar por una experta en seguridad contratada por los accionistas. Para hacer su papel más creíble imita la voz, los gestos y el comportamiento de Eliot. Consigue hacer creer al CEO y a su mano derecha, West, que tienen un topo en la empresa. Un timo clásico que Sophie realiza con elegancia. Ella será la mente tras el plan y la imagen de la estafa.

El plan es sencillo: robar la patata, algo que a Parker no le queda muy claro porque está convencida de que debe de haber oro o diamantes en juego. Para ello tendrán que cerrar el edificio y procurar estar dentro durante el cierre, ya que nadie podrá entrar ni salir durante ese tiempo. Eliot entra haciéndose pasar por un contable que ayuda a Sophie en la búsqueda del topo. Hardison haciéndose pasar por un repartidor. Le cuesta un poco robar una identificación pero lo consigue. Parker y Nate se cuelan como guías de un grupo escolar. Uno de los niños, Trevor, es bastante avispado y sigue a Nate y Hardison durante todo el robo. Cuando vi al niño creí que lo usarían para que Nate recordase a su hijo perdido y se ablandase un poco pero no.

La estafa está perfectamente orquestrada, incluso cuando encuentran al topo, que resulta que si había uno, y todo parece desmoronarse consiguen darle la vuelta a las adversidades para conseguir la patata. La escena en la que Parker entra en la sala donde se guarda el tubérculo está muy bien hecha; el baile entre los láseres, la apertura de la caja, la incredulidad ante la patata, la carrera entre las llamas... y para finalizar, la elegancia con la que salen del edificio sin despertar sospechas.

Paralela a la trama se explora un poco más la relación o lo que sea que hay entre Sophie y Nate. Su historia sigue adelante, después de su noche de pasión en San Lorenzo, vuelven a pasar otra noche juntos. Nate le deja claro que no busca una relación y que están bien como están, Sophie le ofrece una relación de amigos con extras. Eso podría funcionar. Al final del capítulo ambos se van a cenar para explorar las posibilidades de esos extras.

El final nos deja con un pequeño cliffhanger, Jane West, es ahora la directora de Verd Agra, y eso que parecía que iba a terminar encausada junto a su jefe. ¿Intentará vengarse del grupo? ¿Cómo es posible que saliese impune?

Un capítulo muy divertido, el equipo no paraba de hacer bromas y de picarse unos a otros. La química entre Nate y Sophie surge de nuevo (algo de lo que me alegro), Eliot haciendo de las suyas y metiéndose con Hardison; Parker y su obsesión con la patata; y Hardison robando con muy poca habilidad. Tras pasar la noche juntos, Nate y Sophie amanecen en el piso, ambos intentarán evitar que los demás se enteren. Es buenísimo ver a Nate ocultando el sujetador de ella, mientras Eliot lo mira con suspicacia.