[Recap] 6×18 Futurama: The Silence of the Clamps

Mal capítulo. Aburrido sin chispa sin gracia y eso que tenían a la robo-mafia que siempre suele ser divertida pero esta vez no. Pinzas es un personaje repetitivo que siempre piensa en lo mismo y que no tiene ningún tipo de profundidad, como chiste recurrente y ocasional funciona pero no como personaje para llevar el peso de una trama. Y además me estoy hartando de Bender, resulta cansino que intenten centrar tanto la serie en este personaje. Para mí el protagonista indiscutible de Futurama es Fry y Bender es un secundario gracioso que hay que saber dosificar.

El equipo de Planet Express debe hacer una entrega en la mansión del jefe de la robo-mafia, Donbot. La entrega se realiza durante la boda de su hija y Bender no puede resistir la tentación de colarse para disfrutar de la barra libre y de la hija del Don, Bella. Mientras está con ella en el granero es testigo de una paliza a Calculón. Bender irá a la policía para delatar a Donbot como instigador del ataque, claro que no lo hace porque crea en la justicia sino porque hay una recompensa de cincuenta dólares. El juicio es favorable al mafioso, pero es que después de matar al juez, comprar al jurado y obligar a Calculón a mentir es fácil ganar un juicio. Bender tendrá que entrar en el programa de protección de testigos.

En Planet Express necesitan otro trabajador para remplazar a Bender, así que empiezan a buscar a alguien. Nunca habrá otro como él ... ¡vamos a contratar a alguien mejor! dice el Profesor, me encanta este personaje suele tener las mejores frases. Donbot manda a Pinzas para que se infiltre en la empresa, se haga amigo de Fry e intente, a través de él, localizar a Bender. Pinzas, usando su auténtico nombre, Francis, pasa la entrevista de trabajo y se une al equipo. En poco tiempo se hace imprescindible para todos y consigue hacerse amigo de Fry. El único que no soporta su presencia en la empresa en Zoidberg, que se siente desplazado y teme que su única habilidad, el cortar con sus pinzas cualquier cosa, se vea amenazada porque Pinzas tiene la misma habilidad.

Durante un viaje a la luna para una entrega conocen a un robot que es idéntico a Bender, y creyendo que es el auténtico le siguen hasta su casa. El robot, que se hace llamar Billy West (guiño al doblador), les cuenta que es de allí, que es un simple granjero con familia y que no les conoce de nada. Me gusta la estética de la Luna como si se tratase del salvaje oeste de las películas de vaqueros. El grupo cree que el programa de protección de testigos borró el disco duro de memoria de Bender y que por eso no recuerda nada de su vida anterior. Así que deciden dejarlo en la luna pero Pinzas no se lo cree e intentará matar a Billy. Sin embargo Zoidberg, que nunca confió en Pinzas, está ahí para detenerlo y enfrentarse a él en un duelo de pinzas. El momento duelo estuvo muy logrado, y es lo único medianamente destacable de este mediocre capítulo.

Aún así el pobre Billy muere porque Bella, la hija de Donbot, lo mata por despecho. Tras la muerte de Billy el grupo regresa a la base y en una pizzería se reunen para llorar la muerte de su metálico amigo. Y allí, en la pizzería, que está justo enfrente a Planet Express, se encuentran con Bender, que se oculta tras un bigote y trabaja como camarero. Como la robo-mafia cree que Bender está muerto, aunque en realidad se trataba de un inocente robot similiar a él, deja el programa de protección de testigos y retoma su antigua vida.

Si la semana pasada tuvimos un capítulo divertido y original esta semana se han ido a lo fácil. Un capítulo que ni siquiera parecia de Futurama, no hubo chistes científicos ni referencias a la cultura popular. Si, si tuvimos la referencia a The Sopranos pero es que la robo-mafia es una referencia constante a la serie de la HBO. No me reí nada con este capítulo y hasta me enfadé un poco. ¿Cuando va a mejorar Futurama? A estas altura parece que nunca. Un capítulo bueno, como lo fue el de la semana pasada, no compensa una temporada, en conjunto, mediocre.