[Recap] 6×20 Futurama: All the Presidents’ Heads

[spoiler2]

Todos sabemos que si viajamos al pasado no debemos cambiar la historia ¿Por qué? Porque alteramos algo pequeñito y cuando regresamos a nuestra época todo está cambiado. En Futurama han viajado varias veces al pasado, Fry es su propio abuelo, pero esta vez los personajes se dedican a entrometerse en la historia de América, concretamente en los años de la Revolución. Un capítulo bastante entretenido, con momentos brillantes y muchas referencias históricas. Si no estás al tanto de la historia americana de esa época tal vez no las entiendas todas.

El trabajo nocturno de Fry, en el museo de las cabezas, termina convirtiéndose en una fiesta en la sala de los presidentes. Todos los miembros de Planet Express y las cabezas presidenciales lo pasan bien, mientras el Profesor Farnsworth se dedica a presumir de árbol genealógico. Cuando George Washington oye el nombre de Farnsworth les cuenta que David Farnsworth, antepasado del Profesor, fue un falsificador y traidor. Algo que conmociona profundamente al anciano.

En el museo de las cabezas hay un detalle que me ha gustado mucho. Uno de los tarros contiene la cabeza de Inara Serra. ¿Quién es esta? Pues es el nombre del personaje que interpretaba Morena Baccarin en Firefly. Mirad la imagen.

Mientras la fiesta continúa un Zoidberg bastante borracho decide probar el líquido en el que se mantienen las cabezas; al hacerlo viaja al pasado y coincide con Andy Warhol, pero sólo unos segundos. La doctora del museo les explica que el líquido contiene opalescencia y el Profesor piensa que es muy posible que ese mineral proporcione la oportunidad de viajar en el tiempo. Hacen una prueba y aparecen en un bar en los tiempos de la Ley Seca.

El Profesor decide usar la opalescencia para viajar a la época colonial (1775) y evitar la traición de su antepasado. Usando todo el mineral que queda, Fry, Leela, Bender y el profesor viajan en el tiempo. Primero llegan a Filadelfia donde conocen a Benjamin Franklin quien había contratado a Farnsworth como aprendiz. Siguen la pista del falsificador hasta Boston donde lo encuentran trabajando para Paul Revere. Tras detener los planes de falsificación de Farnsworth el grupo recoge todos los billetes y los quema con una lámpara. Fry había cogido esa lámpara de lo alto de un campanario, ya que había otra. Así cambia el curso de la historia. Las dos linternas servían para indicar que el ejército inglés llegaba por mar, al dejar sólo una, Revere cree que llegan por tierra. El grupo salta de nuevo al futuro y se encuentran con unos Estados Unidos muy cambiados, ya que nunca se independizaron de los ingleses.

Durante toda su estancia en el pasado Bender es tomado por un horno, chatarra o cualquier artilugio metálico de la época, incluso lo usan como cañón. Una habilidad que el robot desconocía.

Esa américa britanizada me hizo mucha gracia, hay muchos detalles entre ellos los policías que son los típicos Bobbys o la aparición del Doctor Who. Paul Revere es recordado como un idiota, todos visten de manera muy cursi y recargada, existe en Manhattan United, ven la BBC... El Profesor Farnsworth incapaz de soportar la situación, a pesar de que su familia se hizo noble y rica, ya que su antepasado mató a George Washington, regresa al pasado con el grupo y arregla el problema. A su regreso, todo está tal y como lo dejaron ¿Todo? bueno, habría que revisar los libros de historia.

Un capítulo más que aceptable, sin llegar a ser una maravilla, al menos me resultó entretenido y algunas referencias y gags me gustaron. El problema que le veo es que como no sepas un poco de historia te puede dar un poco igual. Aún así se disfruta. Y Bender se mantiene en un discreto segundo plano mientras todos, o casi todos, los demás personajes toman parte de la acción. Se agredece mucho.