Primer vistazo a American Horror Story

[spoiler]

Una de las propuestas más esperadas de la próxima temporada es sin duda American Horror Story, el misterioso nuevo proyecto de Ryan Murphy para FX con el que el creador de Glee cambia radicalmente de género y con el que espera hacernos temblar de miedo. La mayoría de los mortales tendremos que esperar hasta el lejano 5 de octubre para ver el primer episodio pero anoche un grupo de afortunados críticos pudieron disfrutar (y asustarse) con su piloto.

Dicen que se trata de un thriller psico-sexual y la comparan con films de la talla de Rosemary’s Baby o Don’t Look Now en cuanto a su estilo. Parece que este Murphy se parece más al de Nip/Tuck que al de Glee pero con la diferencia de que en American Horror Story va mucho más allá (si cabe) en cuanto a comportamiento delirantemente excesivo.

Como ya os hemos comentado varias veces, la serie se centra en la familia Harmon que se traslada de Boston a Los Angeles para cambiar de vida. Ben (Dylan McDermott, el patriarca de la familia y psiquiatra de profesión, tuvo una aventura con una de sus alumnas, y Vivien (Connie Britton) se está recuperando de lo que es descrito como un brutal aborto. La familia compra una vieja casa en la que sucedieron varios asesinatos y pronto descubrirán que está encantada.

Para empezar, de repente a parece una ama de llaves (interpretada, más o menos, por Frances Conroy) dispuesta a empezar a trabajar en la casa como lo lleva haciendo con los anteriores propietarios (ya muertos). Pero lo curioso es que mientras Vivien ve en la ama de llaves a una mujer mayor, Ben la ve como una joven guapa ataviada con un sexy uniforme de doncella. ¿Será la casa que está poniendo a prueba la fidelidad de Ben?

Por otro lado, Ben abrirá su consulta en la propia casa, y su primer paciente será Tate, un adolescente psicótico con un historial de comportamiento violento a sus espaldas y que más que terapia parece que necesite un exorcismo. Pero esto no parece importarle a Violet (Taissa Farmiga), la hija de Ben y Vivien, ya lo encuentra fascinante y se cuela por el chico para disgusto de sus padres.

No sé vosotros pero yo me muero de ganas de verla, y más ahora que sé que se han decantado por un tipo de terror retorcido e incluso perverso, y no será una Ghost Wisperer como me temía. ¡Qué lejos está el 5 de octubre!