[Recap] 2×02 Haven: Fear & Loathing

[spoiler2]

«Haven es más que sólo un pueblo. Es una familia.» Al igual que una familia, llega el turno de Nathan Wournos para tomar el puesto de líder, como jefe de la policía, para cuidar a sus residentes y asegurar paz, tranquilidad -- en la medida de lo posible --. Y, por un momento, Nathan experimenta cierta liberación. En este segundo episodio de la temporada, Haven tuerce un poco más su espiral en dos aspectos; por una parte, el troubled de la semana, con ese juego de es o no es; por otro, el misterio detrás de Audrey. Por más pequeñitos que sean los detalles, poco a poco se van desvelando las pistas de algo mayor. Comentemos.

En Fear & Loathing, el miedo invade a los habitantes del pueblo portero. Todo comienza en una tienda local, donde las personas presentes tienen visiones totalmente distintas, pero igual de atemorizantes. Una mujer quemada. Un perro feroz. Un hombre salido de la tumba. Y el hombre, ese hombre con el tatuaje, que persigue a Duke hasta en sueños. El siguiente reporte viene de la central de autobuses, donde se desata el caos. Audrey es capaz de ver a la joven que provoca está reacción y, a estas alturas, el caso está parcialmente resuelto... Pero, por más extraño que parezca, existe una conexión entre ella y Wuornos.

Así, como si nada, Nathan comienza a sentir después de años sin poder hacerlo -- hablaremos de eso más adelante --. ¿Cuál es la conexión con Jackie? Las respuestas van cayendo, casi solas, mientras se van registrando eventos que, a simple vista, no tienen relación. El robo de una pieza folclórica del lugar. La quasi combustión espontánea de una casa. Gracias a Vince y Dave Teagues, quienes lo saben todo en el pueblo, dan con el responsable de todo el caos, quien estaría apunto de destruir el pueblo entero, Ian. El caso, sí, aunque un poco enredado, termina justificando cada uno de los puntos, hasta el mismo sacrificio de Nathan para darle una vida normal a Jackie.

Hablando de Nathan Wuornos, ¡qué tal su reacción al recuperar la sensibilidad! Seguro al principio este giro resulta fuera de lugar; no podría ser que, de la nada, comenzara a sentir. Mientras esperamos respuestas, Nathan se encuentra obsesionado con el tacto. Al verlo con la rosa blanca por primera vez, hasta resulta adorable, pero después comienza a asustar. Y bastante. Por otro lado, mientras que Duke quiere ayudarle a procesar, Audrey lo trata, hasta cierto punto, con indiferencia o como juego. «No olvides que puedes sentir dolor». Sólo muestra preocupación hacia el final, ante la posibilidad de que Nathan quedara libre de aflicción.

Era obvio que Wournos haría el sacrificio de liberar a Jackie de su maldición; aún así, el todavía puede sentir a Audrey. Este episodio, de nuevo, juega con la tensión entre los dos personajes protagonistas; las miradas de Nathan, su reacción al ser tocado por Audrey... Existe algo más entre estos dos, al menos por parte de Nathan. En parte, este elemento hace que la serie funcione y, esperemos, no lo echen a perder como ha ocurrido en otras ocasiones, con otras series.

Sobre el misterio detrás de Audrey, vamos sumando más elementos. Gracias a las cámaras de "Duke", Audrey (Munroe) rastrea al falso agente Howard. En compañía de nuestra Audrey (Rose), llega a la casa donde se encontraba cuando habló por teléfono con el entonces jefe Garland Wuornos. El lugar, como era de esperarse, está vacío... casi, pues encuentran un libro que Audrey (Rose) le había entregado antes de su llegada a Haven, Unstake my Heart. Es evidente que el supuesto Howard sabe lo que ocurrió en Haven. ¿Por qué llevó a Audrey (Rose) ahí?, ¿qué sabe sobre su pasado?

Por otro lado, Vince y Dave Teagues saben mucho, tal vez todo, lo que ocurrió aquel día, en el asesinato de Colorado Kid. A estas alturas también comienzo a sospechar que saben algo sobre la llegada de Audrey. Lo que resalta enseguida es que, por alguna razón, Dave ve como su más grande temor a Lucy o alguien que se parece mucho a ella. Como recordarán, Dave ve a una mujer con ropa que no va acorde a la actualidad; tal vez remonta a los cincuenta. Ella tiene cabello corto, rizado, distinto a la Lucy que conocemos gracias al periódico, la nota sobre Colorado Kid. Cuando Vince le pregunta, hacia el final del episodio, si vio a Lucy, éste lo niega. ¿Será la misma persona?

Fear & Loathing me atrapó de nuevo a la serie, todo gracias a los giros que presenta y las pequeñas pistas que va dejando en el camino. También resulta interesante la dinámica entre las dos Audreys; siendo sincera, en el episodio anterior me resultó molesto, pero ahora se han integrado increíble. Ya veremos cuanto tiempo la tendremos en el pueblo. Sobre Nathan, bueno, al menos tiene la certeza de que puede sentir a Audrey, algo que quizá ella no ha "procesado". Duke me encanta y la relación que tiene con Nathan, esa extraña no-amistad, es de lo mejor.