[Recap] 4×06 Leverage: The Carnival Job

El sexto capítulo de la temporada ha sido un poco flojo si lo comparamos con los anteriores. Como siempre el equipo prepara un timo pero el malo de turno no es lo que ellos pensaban. El capítulo intenta distanciarse de la fórmula habitual pero algo falla porque más que un capítulo coherente y divertido The Carnival Job carecía de unidad (los personajes iban un poco a lo suyo) y hubo pocos momentos inspirados. Aún así, sigue siendo un buen capítulo, pero le faltó ese algo que hace de Leverage una serie única.

Por primera vez en lo que va de temporada Eliot ha sido el centro de la historia. Este personaje hacía tiempo que no tenía ninguna trama destacable ni ninguna pelea memorable. Últimamente, se libraba con facilidad de todos sus adversarios, pero en The Carnival Job, Eliot recibe una paliza, claro que se recupera y vence al más puro estilo Songoku, pero acaba con una pinta horrible.

Nate y su equipo son contratados por un joven informático al que su jefe, Donny, ha robado un microchip en el que llevaba diez años trabajando. En seguida averiguan que el sujeto está hasta arriba de deudas y también que planea vender el chip robado a los rusos. El grupo se infiltra en la casa de este hombre y pronto descubren que está obsesionado por la seguridad (tiene una habitación del pánico) y por la renovación de su hogar; que su mujer falleció recientemente y que es presa del dolor, además tiene una hija pequeña, Molly, a la que sobreprotege e ignora. Nate entiende lo que impulsa a este hombre y lo compadece, él también sufrió lo impensable cuando perdió a su hijo y comprende lo que se siente ante la muerte de un ser muy querido. Donny ha gastado todo su dinero en arreglar la casa, algo que su mujer había empezado pero que no pudo terminar, así que él continúa mejorando compulsivamente el lugar.

En Leverage siempre se han enfrentado a gente malvada, algo que hacía el trabajo más fácil para ellos. Por primera vez se encuentran ante un adversario al que no pueden odiar porque no es mala persona.

Eliot: Pensaba que se suponía que odiábamos a los tipos que hundimos
Nate: No es un requisito, es una ventaja ... por lo general

Cuando los rusos secuestran a Molly en la feria delante de Eliot, el grupo cambia de estrategia y harán todo lo posible para rescatar a la niña. Me encanta la escena, tan típica pero tan efectiva, en la que el grupo entra en la feria tras haberla desalojado. Cámara lenta, caminando en grupo, apareciendo entre el humo... es un topicazo pero me siempre me han fascinado estas escenas.

Nate y Sophie se encargan de la logística. En la primera parte de la trama, antes del secuestro, se infiltran en la casa haciéndose pasar por decoradores. En la segunda parte Nate se convierte en el negociador y Sophie se queda junto a Donny para evitar que haga alguna estupidez. Hardison y Parker, estuvieron adorables. Su parte fue la más cómica, ya que se centraron en una discusión ocasionada por un gadget, Parker 2000, que Hardison construyó para poder abrir cajas fuertes. Parker siente que la quieren reemplazar por el aparato en cuestión, aunque termina por admitir lo efectivo del invento.

Eliot, que se hizo pasar por un miembro del equipo de seguridad de la zona residencial, en seguida se hizo amigo de Molly. Su relación fue creciendo poco a poco, ya que la niña, desatendida por el padre y en manos de una niñera (que resultó ser la artífice de su secuestro) se siente desplazada y sola. Eliot se convierte en un vengador enfadado y hará todo lo posible por liberar a la pequeña. Durante todo el secuestro Molly podrá comunicarse con él gracias al comunicador que él le dejó antes de que desapareciese.

Primero tendrá una lucha entre las atracciones de la feria de la que sale muy mal parado debido a un terrible golpe en la cabeza. Cuando consigue despertar encuentra a Molly en la Casa de los Espejos. La escena de la lucha de Eliot me recordó mucho a la famosa escena de Bruce Lee en Operación Dragón. Durante la pelea Eliot recibe muchos golpes y parece estar a punto de perder. Claro que nuestro héroe no puede fallar y consigue deshacerse de los rusos y salvar a Molly.

Al capítulo le ha faltado algo, tal vez más emoción, porque desde el minuto dos sabes perfectamente lo que va a pasar y que el secuestro está organizado por la niñera. Aún así cumplió con su objetivo de entretenerme y hacerme disfrutar. Hasta ahora los capítulos de esta cuarta temporada se merecían muy buena nota, un nueve o un diez, éste tendrá que conformarse con un siete. El capítulo ha sido dirigido por uno de los grandes, Frank Oz, director de Little Shop Of Horrors , In & Out o The Stepford Wives.

Leverage no regresará hasta el 14 de agosto, con un capítulo doble titulado The Job Grave Danger y The Job Boiler Room.