[Recap] 4×06 True Blood: I Wish I Was the Moon

[spoiler2]

La luna llena lo cambia todo. Los hombres lobo se reúnen, Jason teme acabar convertido en una pantera, Marnie es poseída por la vengativa bruja Antonia y Eric y Sookie dan rienda suelta a su pasión en el bosque. Volvimos a tener un flashback donde vimos la idea que tienen en la serie de la Inquisición española (si eso es Logroño que baje Dios y lo vea). Aunque lo peor fue intentar descifrar ese idioma que se parecía al castellano. En el flashback intentaban hablar castellano, y no salían muy bien parados, pero cuando escuché a Jesus (Kevin Alejandro) y Lafayette (Nelsan Ellis) hacer sus pinitos en castellano casi me pego un tiro.

El capítulo empieza con la casa de Arlene y Terry ardiendo. Consiguen salir del lugar y en el jardín el pequeño Mickey y su horrible muñeca los esperaban. Arlene tiene motivos para estar aterrorizada. ¿Y quién era esa misteriosa mujer a la que ve el niño? ¿Y el armadillo? Holly, la camarera del Merlotte, también perdió su casa en el incendio pero a cambio consiguió una cita con Andy Bellefleur. A ver como les va a estos dos, espero que ella sea buena para él y consiga desengancharlo del V.

Eric Northman, ese dios vampiro vikingo arrogante y seguro de si mismo, se ha convertido en un ser sumiso, sensible y capaz de amar. Durante todo el capítulo Sookie procuró protegerlo. Cuando Bill llega a casa de su antiguo amor y la encuentra besándose con con Eric, ambos vampiros luchan. Sin embargo cuando Eric averigua que se está enfrentando a su Rey pide disculpas y se arrodilla. Bill se lo llevará para encerrarlo y decidir que hacer con él. Sookie no se fía y le dice que sólo está siendo cruel con él porque los cogió juntos.

Bill, como Rey, usará su poder para intentar deshacerse de Eric. Pam pone sobre aviso a su creador, y le explica Bill hará todo lo posible para matarlo; le suplica que vuelva a ser el de antes pero Eric no quiere ser esa clase de vampiro, detesta todo lo que sabe de su antiguo yo y está dispuesto a aceptar la muerte verdadera.

Sin embargo Bill no matará a Eric, a punto estuvo pero tras escuchar al vikingo, el Rey cambió de opinión y lo dejó marchar. Yo creo que Bill, a pesar de negarlo, sigue enamorado de Sookie y sabe que si mata a Eric ella jamás le perdonaría. En cuanto es liberado, algo que no se ve en pantalla, Eric busca a Sookie y la encuentra armada con una escopeta en el bosque. Hay luna llena y allí mismo se abandonan a la pasión y hacen el amor por primera vez (espero que no sea la última).

Bill está siendo muy interesante este año, ya no es un personaje tan plano como en las primeras temporadas, se le ve muy cómodo en su papel de rey, aunque tenga a la Autoridad siempre encima. Incluso me parece que Stephen Moyer actúa mejor. Sin embargo, Eric se ha convertido en una sombra de lo que fue, un vampiro infantil y pusilánime que ha perdido todo su carisma. No me malinterpretéis, me gusta este nuevo Eric pero añoro al antiguo, al igual que Pam. Sookie se ha enamorado de alguien que sólo tiene unos pocos días de vida y que es tan inocente como un niño pequeño. ¿Cuánto puede durar esto?

Eric: Eres lo más hermoso que he visto jamás
Sookie: Sólo porque no puedes recordar nada más

Sookie que lleva días buscando a Jason se lo encuentra esposado a la cama, ella le pide explicaciones y él se sincera con su hermana diciéndole se va a convertir en un hombre pantera. La relación entre Sookie y Jason siempre me ha gustado mucho, y sus conversaciones suelen ser muy divertidas y muy dulces. Ambos hermanos pasan la noche en el jardín de su casa hablando y esperando el momento en el que Jason se convierta en "un gato grande". Presa del pánico y la angustia, él acabará solo en el bosque corriendo y gritando. Sookie al ver que su hermano ha desaparecido, cogerá una escopeta e irá buscarlo al bosque.

A kilómetros de distancia, Jessica, que está trabajando en el bar, siente el miedo de Jason y acude a su rescate. Ambos pasan la noche juntos, ya que la vampiresa se niega a que esté solo cuando se transforme. Jason no llega a transformarse y Jessica le confiesa que le gusta ser una vampiresa y que no lo cambiaría por nada. La química entre ambos es más que evidente y se dan cuenta. Así que acuerdan no decirle nada a Hoyt. Si no pasó nada ¿por qué ocultar algo tan inocente como una charla bajo la luna llena?

Volveremos a ver a Alcide. Debbie ha decidido unirse a la manada de lobos y tras una visita, un poco más educada, del macho alfa, él cede y esa noche, como hay luna llena, acompaña a su novia para transformarse junto a la manada. En el bosque, de camino a la reunión, se encontrarán con Sookie. Y poco más. Espero que la trama de Alcide evolucione un poco porque por ahora son simples pinceladas. Es posible que acabe relacionado con Sam y Luna, ya que el padre de la hija de Luna es un hombre lobo.

Tommy se siente terriblemente culpable por la muerte de sus padres. Cuando Sam tiene que pasar todo el día fuera, Tommy, sin pretenderlo, descubre que puede transformarse en otra persona y pasa todo el día siendo Sam. Durante ese tiempo, aprovecha para despedir a Sookie y decirle cuatro verdades (momento que me gustó mucho), hablar con Maxime y descubrir que considera a Tommy un bueno para nada, y acostarse con Luna. ¿Cómo reaccionará Sam cuando se entere? ¿Intentará Tommy matar a Sam y suplantarlo para siempre? Esta relación fraternal es muy enfermiza. Aquí debo aplaudir la interpretación de Sam Trammell, porque actúa igual que Tommy con facilidad, de manera muy natural y efectiva.

Marnie sigue encerrada en las celdas de Bill y desde allí pide ayuda a la bruja Antonia. Pudimos ver otro flashback en el que el vampiro Luis (uno de los sheriff de Bill) y su maestro se alimentaban y violaban a Antonia. Ella los maldecía. Más tarde, mientras ardía en la hoguera, lanzaba un hechizo que hacía que todos los vampiros se levantasen de sus ataudes y caminasen hacia el sol. La venganza de la bruja fue terrible pero parece que no fue suficiente.

Marnie es poseída totalmente por Antonia, cuando Luis baja a la celda, ella le saluda y lo somete con rapidez. Su magia es muy poderosa y los vampiros son marionetas en sus manos. Por ejemplo, Pam sigue descomponiéndose por culpa de su hechizo y parece que le queda poco de vida. Eso sí, la vampiresa no se irá sin provocar estragos. Tras ser liberada por Bill va directamente a por Tara y su novia Noemi, la cual había llegado a Bon Temps para saber quien era Tara Thornton. No me extraña que Tara odie Bon Temps pero la cabra tira al monte y ese, es sin duda, su lugar.

Fiona Shaw, Marnie en la serie, hace un trabajo soberbio. Pasa de ser una mujer algo excéntrica y estar a merced de los vampiros, a convertirse en un ser de lo más peligroso, con una mirada cargada de odio y desprecio y un enorme poder. El cambio de actitud en ella es más que evidente, esa sonrisa que Luis puede ver a través de la cámara de vigilancia resulta de lo más inquietante.

Jesús y Lafayette siguiendo los consejos del abuelo del primero, preparan un sacrificio con una serpiente de cascabel. El abuelo les avisa de un gran peligro pero se ríe de ellos cuando hablan de vampiros. Durante el sacrificio Jesús es mordido por la cascabel, Lafayette asustado y sin saber que hacer es poseído por el espíritu del tío Lucas, y salva a Jesús.

Después de la luna llena ¿qué sucederá en Bon Temps? Hay muchas tramas abiertas y muchas cosas que contar. Además estoy esperando el momento en el que las historias confluyan y en el que ciertos personajes como Crystal, Portia o las hadas vuelvan a aparecer (si es que vuelven).

Del capítulo me quedo con la bondad de Bill al dejar libre a Eric, el punto débil del rey es Sookie y puede que eso le traiga algún que otro problema. Toda la parte de Jason, tanto con Sookie como con Jessica pudimos ver el lado más tierno de este personaje, aunque no me gusta la idea de que le robe la novia a Hoyt. La trama de las brujas se está poniendo muy interesante. Los que ya me aburren un poco son el trío calavera, Tara, Jesús y Lafayette. Nunca creí que diría que Lafayette me aburre pero es así, a ver si hacen algo con estos tres personajes que merezca la pena.